vie. Dic 6th, 2019

Solicitan evacuar a más de 1.800 niños en Libia.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y de la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera a la victoria de los rebeldes frente a la larga dictadura de Al Khadafi.

Libia se acerca de nuevo a una guerra civil, 213 personas han muerto y más de 1.000 han resultado heridas tras dos semanas de combate por el control de Trípoli, la capital. Pero, a pesar de las balas, miles de personas han salido a la calle a pedir el fin del conflicto.

Por: Oed Marcelo Busamante

El mariscal Jalifa Haftar, que controla el este del país, se enfrenta al Gobierno de Unión Nacional, reconocido por Naciones Unidas. “Estamos ayudando a más de 27.000 desplazados internos, así como refugiados del contexto urbano, que son unos 58.000, y los refugiados que están atrapados en los centros de detención en las zonas de conflicto”, destaca Paula Barrachina, portavoz de Acnur en Libia.

Libia es un país de detención para los refugiados que intentan llegar a Europa. Ellos, ahora, están atrapados.

“Nuestra máxima preocupación es la situación de los refugiados y migrantes dentro de los centros de detención, porque están atrapados y confinados sin poder salir con el conflicto alrededor”, añade Barrachina.

Más de medio millón niños necesitan asistencia urgente en Libia debido a las carencias causadas por el caos político, la inestabilidad y la guerra civil que sufre desde que en 2011 cayera la dictadura de Muamar al Khadafi,

Médicos sin Fronteras calcula que 1.300 personas están encerradas y no pueden salir. Una vez más, los menores son los más vulnerables, 1.800 niños necesitan ser evacuados, según la ONU y Unicef avisa, están en peligro.

“Esta semana hemos podido evacuar desde Trípoli a Níger a 163 refugiados”, sostiene Barrachina. Un llamamiento al resto de países para que recuerden que Libia existe.

En tanto el gobierno de unidad lanzó por su parte una operación para repeler los avances de las fuerzas del mariscal de campo hacia la capital. La comunidad internacional ha condenado la ofensiva de Haftar y ha pedido el fin de los combates.

La noche del martes, los suburbios de la capital libia sufrieron fuertes bombardeos en el marco de la ofensiva, lo que llevó al enviado especial de la ONU, Ghasán Salamé, a calificar de “horrible” la situación y pedir el cese inmediato de los ataques.

Ahmed Maitig, ‘número dos’ del gobierno de unidad con sede en la capital de Libia, advirtió el lunes de que en caso de que Haftar tenga éxito en su ofensiva contra la ciudad el país se verá arrastrado a “30 años de guerra civil”.

La ONU volvió a pedir el 11 de abril una “tregua humanitaria” en Trípoli. Ante esta situación, Salamé anunció el 9 de abril el aplazamiento de la conferencia nacional que iba a tener lugar entre el 14 y el 16 de abril en Ghadamés, al tiempo que se comprometió a trabajar para que tenga lugar “lo antes posible”.

© Diario el Minuto, innovación digital. Todos los derechos reservados & Oed Marcelo | Teléfono: (56-2) 232829875 | contacto@elminuto.cl
Abrir chat