El Minuto

Noticiero

Terrorismo: “La amenaza oculta”

El Minuto | Alejandro Gabriel Cassaglia, es un reconocido experto en seguridad y terrorismo en Argentina. Se desempeña como docente e investigador. Oficial Superior retirado de la Policía Federal, donde se desempeñó el área especializada en terrorismo. Siguió su carrera policial en el ámbito de la flamante Policía de la Ciudad de Buenos Aires.  Autor del libro Terrorismo Yihadista Una amenaza externa.

Por Jorge Alejandro Suárez Saponaro | Director de Diario El Minuto para Argentina

  1. El ataque a la Torres Gemelas en 2001, es considerado el inicio de la llamada Guerra Global contra el Terrorismo. En que punto estamos, observando la retirada de Estados Unidos de Afganistán y la crítica situación del Sahara Sahel.

AC: Bueno, creo que luego de 20 años, Occidente, con Estados Unidos a la cabeza, llevaron una retirada desordenada y apurada, quedando las cosas en Afganistán de la misma manera que al comienzo de la invasión, Y diría que quizás, peor. Ya que en los últimos 20 años la producción de Opio y por ende las plantaciones de amapola, han crecido un 80%, con el consiguiente aumento proporcional del tráfico de los opiáceos. Si se logró que Estados Unidos no tuviera ataques terroristas de gran envergadura, pero no creo que sea por el triunfo contra el terror. La ideología terrorista no se combate con bombas y armas de fuego. Se combate con contranarrativas, programas de desradicalización, etc. Así que la guerra contra el terrorismo no creo que se haya ganado, sino basta con mirar Medio Oriente, Asia Central, África y Europa. Las ideas se combaten con ideas y no con armas.

  1. Cuáles son los grupos que, a su juicio, son agentes terroristas de proyección global, y si estos tienen proyección o intereses en nuestra región.

AC: En principio manifestar, que cuando hablamos de proyección global, todos los grupos yihadistas la tienen, pero a su tiempo. Por ejemplo, Osama Bin Laden hablaba de la instauración de una Califato Universal, con lo cual la proyección global estaba y esta en los intereses de la red terrorista Al Qaeda, pero no determinaba cuando. Teniendo en cuenta que el factor tiempo es muy diferente para los occidentales que para los orientales. Los musulmanes son un pueblo muy paciente. Lo mismo pasa con el DAESH, que en principio intentó formar un Estado Islámico (nombre que le puso la prensa occidental), con una estructura organizativa Califal. Y al principio establecido en un territorio, el levante. Pero, cuando comenzó a perder la guerra en el terreno, el extinto autoproclamado Califa Abu Bker Al Bagdadhi, hizo un llamamiento a una yihad global.

El conflicto en Siria, que aún no se puede decir que esta terminado, se trasladó a otros lugares como Yemen, Libia, la Península del Sinaí, y otros sitios más. Sin dejar de mencionar Europa, atacada permanentemente con la modalidad “Terrorismo de bajo costo” o “low cost”. En el caso de nuestra región, ninguno de estos grupos terroristas tiene estructuras orgánicas. Pero si, tiene “simpatizantes” autoradicalizados, tanto lobos solitarios como células auto constituídas. Cabe mencionar un hecho de apuñalamiento en Paysandú -Uruguay en 2016, y la operación “Hashtag” en Río de Janeiro – Brasil, también en 2016, durante la celebración de los Juegos Olímpicos. La organización islamista radical, que, si tiene presencia en la región, es Hezbollah. Sindicada como autora del atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires en 1992 y en 1994 contra la mutual judía AMIA. Organización que no solo está presente en la Triple Frontera, entre Argentina, Brasil y Paraguay, sino que ha hecho cabeza de playa en Venezuela, que posee una alianza estratégica con la República Islámica de Irán, y también en Bolivia.

  1. En su momento, se habló de los Estados “basura” como patrocinadores del terrorismo. En este panorama geopolítico, puede identificar la existencia de estados que favorecen el terrorismo.

AC: Bueno acá tenemos el caso de la República Islámica de Irán. Se sabe que el 70% del presupuesto del Hezbollah, proviene de la Guardia Revolucionaria del país persa. También no podemos dejar de mencionar el apoyo de los saudíes en los inicios y formación, tanto de Al Qaeda como del DAESH, entre otros países sospechosos de haber cooperado con estos grupos, en su interés porque enfrenten a los enemigos de Occidente, en su momento la extinta U.R.S.S. y en el 2014 al régimen sirio, aliado de Irán. También hay sospechas sobre Qatar en su apoyo a extremistas yihadistas radicales.

  1. En Argentina, ¿existen unidades o fuerzas especializadas en lucha antiterrorista? Si puede hacer algunos comentarios sobre dichas fuerzas

AC: Si existen. La primera en constituirse fue la D.U.I.A. (Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista) de la Policía Federal Argentina, en 1997. Y actualmente sigue activa. También la Gendarmería Nacional posee una unidad especializada. Ambas fuerzas federales tienen sedes en Puerto Iguazú. También Prefectura Naval Argentina posee una unidad. Y en relación, a fuerzas no federales, tenemos la Policía de la Provincia de Buenos Aires, la Policía de la Provincia de Córdoba y la más actual es la División Antiterrorismo de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Y otras provincias que están en proyecto de formar unidades especialistas en el tema. Todas las unidades en constante perfeccionamiento, dado que formar un experto en terrorismo yihadista, lleva muchos años.

  1. En su libro Terrorismo Yihadista Una amenaza externa, de alguna manera sostiene, que el terrorismo internacional, por ser una amenaza externa, implica que el sistema de defensa se vea involucrado en ello. ¿El marco legal existente apoya esta visión?. Cree que es necesario pensar en cambios en material legal.

AC: Efectivamente, fue motivo de mi tesis de Maestría en Defensa Nacional. Yo creo que un Estado debe disponer de todos sus recursos ante un ataque de terrorismo yihadista. Y también en la prevención de los mismos. No digo que las Fuerzas Armadas lleven adelante investigaciones criminales, pero si pueden cooperar con apoyo logístico a las Fuerzas de Seguridad que por su naturaleza son auxiliares de la justicia, y están formadas y preparadas para tal fin. La legislación argentina, creo que es obsoleta. Tenemos una herencia ideológica que sostiene enfáticamente la separación de las FF.AA. y las FF.SS. Son las leyes de Defensa Nacional y la de Seguridad Interior. En los países que padecen el fenómeno del terrorismo y otras amenazas complejas, hablan de Seguridad Nacional, englobando a ambas estructuras en la legislación. Pero, creo humildemente, que todavía falta madurez para hacer una reforma tal en nuestro país.

  1. Hace quince años, el entonces ministro de Defensa ruso, Sergei Ivanov, consideró como un riesgo a la seguridad nacional, la cooperación entre organizaciones del crimen organizado y terroristas. En el marco regional, ¿cree que existen factores que impulsen dicho escenario?

AC: Totalmente. Yo en mis conferencias y clases, hablo de un concepto que escuché de un colega brasilero, que se refería a la “convergencia del Crimen Organizado y el Terrorismo”. Teoría con la cual estoy totalmente de acuerdo. El terrorismo es una metodología que resulta tan adecuada para los grupos de la criminalidad organizada trasnacional, como para los grupos terroristas. Se financia de manera similar, casi todos con el tráfico de drogas entre otros ingresos. Solo se diferencial en su objetivo final. Los terroristas tienen un objetivo político, mientras que los criminales tienen intereses económicos. Por eso, cuando vemos decapitaciones en los motines en Brasil, Ecuador y otros de la región, son actos de terror. O cuando en México los adeptos al Chapo Guzmán, salieron a disparar con armamento de guerra, de manera indiscriminada contra objetivo civiles y policiales, sembraron terror que produjo la liberación del hijo del capo narco que había sido apresado, y los hechos eran para reclamar su libertad. Luego tenemos el caso de Hezbollah en la zona de Triple Frontera, que está mezclado en cuanta actividad criminal haya en la región y le sirva para recaudar dinero para financiar operaciones en el Líbano, Siria, y otros lugares del planeta. Con lo cual la mixtura entre criminalidad y terrorismo, esta presente y evoluciona día a día.

  1. El terrorismo islamista, puede ser considerado una amenaza cierta para la región, y en especial para la Argentina.

AC: Como lo expliqué en una de las primeras preguntas de la entrevista, el terrorismo yihadista, sea de la rama islámica chií o sunní, pretenden un dominio del mundo, empleando como apoyatura, una religión islámica deformada de lo que es en realidad. Califato Global. Como marcan en sus discursos radicales. Sus enemigos son los judíos, los cristianos, los apóstatas (es decir todos los que no abrazan el islam que ellos sostienen) y los occidentales. Con lo cual, la Argentina, no está exenta del peligro, ya que estamos en el planeta Tierra. Y, de hecho, ya lo padecimos dos veces, como mencioné en 1992 y 1994.

EM: ¿Estamos preparados en la región, para lidiar con el fenómeno del terrorismo trasnacional?

AC: La respuesta es sencilla. Si países como Israel, que padece el terrorismo desde hace 60 años, con la experiencia que ello conlleva. Si Europa, con toda la inversión que hace en la problemática, y el expertise de sus miembros de cuerpos de seguridad y organismos de inteligencia, siguen teniendo atentados terroristas que cobran vidas de personas, no creo que la región esté preparada para lidiar con este flagelo. Pero no por ello, quedarse de brazos cruzados. Hay que capacitar a las fuerzas de seguridad, cooperar con países que padecen la problemática, y aprender de sus experiencias. Y otras medias que nos llevaría mucho tiempo desarrollar.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish