Jue. Oct 22nd, 2020

Toni Hervida periodista Argentino: tras el rastro de la dictadura argentina en Berlín

Es verano y, como buen berlinés de adopción, el argentino Toni Hervida llega a la cita en bicicleta pese a la lluvia. En este bar español del popular barrio de Kreuzberg todo el mundo parece conocerle. Son ya más de treinta años en Alemania los que lleva a sus espaldas.

Compartir

Es verano y, como buen berlinés de adopción, el argentino Toni Hervida llega a la cita en bicicleta pese a la lluvia. En este bar español del popular barrio de Kreuzberg todo el mundo parece conocerle. Son ya más de treinta años en Alemania los que lleva a sus espaldas.

Al periodista, acostumbrado a preguntar, le toca hoy responder a las preguntas. Gracias a su investigación, el diario de mayor tirada de Alemania, Bild, acaba de desvelar que un acusado de crímenes de lesa humanidad en Argentina lleva años aquí, en Berlín.

Luis Esteban Kyburg, de 72 años, era segundo comandante de la unidad de Buzos Tácticos de la base naval Mar de Plata. Dicha unidad de élite es sindicada de ser responsable del secuestro y asesinato de 152 personas opositoras a la dictadura militar entre 1976 y 1983. Kyburg es buscado desde 2013 por la Interpol por presuntos crímenes de lesa humanidad.

Todo empezó en marzo de 2017, en una reunión de Argentinos para la Victoria, un grupo político que representamos aquí en Alemania, en la que se realizó un recordatorio del 24 de marzo, día en el que se produjo el golpe militar, dice Hervida a DW. Durante aquel encuentro tuvo lugar una videollamada con los fiscales del megajuicio Subzona 15 en la que se mencionó que uno de los represores estaría viviendo en Alemania.

Aquel macroproceso de Subzona 15, en el que se juzgaron hechos de privaciones ilegítimas de la libertad, torturas en cautiverio y homicidios cometidos contra 272 víctimas de la “guerra sucia”, concluyó en abril de 2020 con 28 cadenas perpetuas, entre otras penas.

Pasó un tiempo hasta que Hervida, tirando de diferentes hilos logró dar con el paradero del prófugo. Durante mucho tiempo varias personas colaboraron en la búsqueda, pero finalmente lograron triangular todas las informaciones recabadas y saber dónde vivía. “Después solo hubo que esperar”, dice Hervida. Un buen día vio por fin a Kyburg paseando por el barrio berlinés de Pankow.

Militärputsch in Argentinien 1976

Imagen de archivo del golpe militar en Argentina en marzo de 1976.


“Cuando lo tuve por primera vez delante de la cámara me tembló el pulso”, rememora el periodista. Con esa información se presentaron ante el abogado Wolfgang Kaleck, quien se puso en contacto con el Fiscal General de Berlín. Hasta ahora Alemania ha rechazado extraditar al acusado, por tener este la nacionalidad alemana.

Pero Hervida decidió acudir a los medios de comunicación, concretamente al diario  Bild. Lo importante de todo esto, explica, “fue ponerlo en los medios para que la gente sepa: acá hay un presunto criminal, tienen que hacer algo”.

El balón, en el tejado de los jueces

Toni Hervida espera ahora que el impacto de la historia acelere una respuesta judicial. “No creo que falte interés, sino que el Estado alemán, en su afán de proteger al ciudadano alemán, es muy cuidadoso”, reflexiona. La falta de evidencias suficientes podría obstaculizar una potencial extradición. Pero el periodista lo tiene claro: Como explicó el abogado Kaleck en su alegato, en este caso no hace falta probar nada porque por su posición de poder, al cometer un asesinato la parte subalterna, él es responsable y lo sabe.

El argentino no duda en responsabilizar a las autoridades alemanas de la situación. “Alemania no se puede dar el lujo de seguir permitiendo esto, que un presunto asesino que está aparentemente implicado en 152 homicidios vaya caminando por la calle libre”, subraya Hervida.

Y hace referencia al caso de Hartmut Hopp, La justicia alemana abandonó este martes la investigación contra Hartmut Hopp, de 74 años, un exmédico de Colonia Dignidad -enclave alemán fundado por un nazi en el sur de Chile- a pesar de que había sido condenado en el país sudamericano por complicidad en la violación de menores.

Familiares de víctimas de Colonia Dignidad llaman a evitar fuga de ...

Hartmut Hopp, La justicia alemana abandonó este martes la investigación contra Hartmut Hopp, de 74 años, un exmédico de Colonia Dignidad.


Hopp era médico del lugar, en el que no sólo se abusaba de sus miembros, adultos y niños, sino también fue utilizado para torturar y hacer “desaparecer” a opositores al régimen durante la dictadura de Augusto Pinochet, entre 1973 y 1990.

Los fiscales de la ciudad de Krefeld afirmaron que “tras agotar todas las pistas prometedoras de investigación, no fue posible corroborar elementos de sospecha suficientes bajo ningún aspecto legal para un procesamiento”.

Pero que vive libremente en Alemania ante la negativa germana de extraditar a un ciudadano alemán.

Hervida espera que la sociedad alemana se conciencie respecto al caso ahora que ha saltado a los titulares, pero sostiene que, si no es así, “nosotros vamos a estar ahí diciéndoles en la cara lo que está mal”. No por venganza, ni odio, ni rabia. Por algo mucho más comprensible: “Estamos pidiendo justicia en el marco de la ley, nada más”.

(ers, dw)