Sáb. Ago 8th, 2020

elminuto

El Primer Diario Social de Chile

Tomás Mosciatti y Radio Bío Bío: demandados por más de un millón de dólares, por el lobbista “El Pingüino”

Si, por el contrario, no se produce conciliación y el juicio continúa, lo más probable es que los hechos terminarán conociéndose en ambas Cortes, vislumbrándose pocas esperanzas para los controladores de Radio Bío-Bío.

Compartir

Certero, analítico y veraz, para algunos; mordaz, intrépido y con características patológicas de obsesividad, para otros.

Lo cierto es que Tomás Mosciatti Olivieri, abogado y una de las caras visibles y más conocidas de Bío-Bío Comunicaciones S.A., no deja a nadie indiferente una vez que ha tomado la palabra y bajo el lema “Cobertura Total” se dirige a los chilenos y quienes deseen oírlo dentro de su espacio “Comentarios” desarrollando algún tema de interés nacional y de política contingente.


Por: Equipo de Investigación de El Minuto


Sus dardos son transversales: alcanzan a la derecha y a la izquierda, y ni siquiera se escapan los miembros que componen las Cortes de Apelaciones del país ni de la mismísima Corte Suprema, a quienes no trepida de señalarlos con el dedo y descalificarlos con epítetos que no son los usuales de un abogado o jurista.

Por tales razones no son pocos lo que lo han denominado la “doctora Cordero” de Radio Bío-Bío, por sus expresiones subidas de tono y que, según la opinión de no pocos políticos, empresarios y miembros del Poder Judicial, escapan al ítem sobre Libertades de Opinión e Información y Ejercicio del Periodismo.

El pasado 3 de julio, el magistrado del 26° juzgado civil de Santiago dictó una resolución en causa Rol C 22.270-2020, llamando a demandante y demandado a dar cumplimiento al trámite de conciliación entre las partes, antes de proseguir el juicio, y atendido a que la parte demandada perdió las excepciones dilatorias deducidas en cuaderno separado.

 

 

El demandado principal es el abogado Tomás Mosciatti y solidariamente Radio Bío-Bío representada legalmente por Nibaldo Mosciatti, mientras que el demandante es don Eugenio González Astudillo, egresado de Ciencia Política de la PUC y egresado de Magister en Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, más conocido en las esferas del mundo político y legal bajo el apodo de “El Pingüino”.

De muy bajo perfil, filántropo, de una inteligencia supina, y gran capacidad para resolver controversias, Eugenio González comenzó a hacerse conocido entre la opinión pública debido precisamente a los comentarios y alusiones expresados, desde hace varios años y hasta el presente, por Tomás Mosciatti en su contra.

Según se lee en el libelo, el señor Mosciatti, utilizando los medios de Radio Bío- Bío, “que no le ha puesto ningún tipo de margen, se ha erigido así, en mi agresor reputacional y despliega su conducta en una posición de privilegio y poder, como lo es la propiedad de un medio de comunicación social” (señala el señor González por medio de su abogado).

Expone que, habiendo indagado si el señor Mosciatti está en posesión de su título de Periodista, señala que sólo tendría la condición de Abogado, por tanto, como tal, mejor sabe aún cuáles son las limitaciones legales entre informar y demostrar el nombre, mancillar la honra y reputación de una persona.

Pese a los derechos de réplica que González ha enviado a Radio Bío-Bío, señala el libelo, las expresiones y opiniones “afrentosas” continuaron, sin que aquellas tengan alguna de las finalidades que prescribe el artículo 21 de la Ley 19.733.

Es así como en un texto de casi 83 páginas, el demandante pormenoriza un total de siete enlaces en donde reproduce textualmente las expresiones vertidas por el señor Mosciatti en contra de la persona del señor Eugenio González, al punto que este último advierte al magistrado que el abogado de Radio Bío-Bío posee características de obsesividad hacia su persona, por lo que se ve en la necesidad de deducir esta acción por Daños y Perjuicios, previstos y descritos en el Código Civil, por lo que solicita que, como compensación por los años de injurias y deshonra provocado, se condene a Tomás Mosciatti y a Bío-Bío Comunicaciones S.A a la suma de 870 millones de pesos, más las costas del juicio.

Si Radio Bío-Bío concilia con la contraparte, pagando el total o parte de la suma por la cual se demanda, será el fin para la “Era de los Mosciatti”, porque dicho acto (sostienen algunos) sería interpretada como una señal de debilidad y, por tanto, podría la causa servir de jurisprudencia, en el futuro cercano, para otras personas y autoridades que también comparten el análisis de este causa que se conoce en el 26° juzgado civil de Santiago, y que ya lleva un año (fue deducida contra los Mosciatti el 12 de julio de 2019).

Si, por el contrario, no se produce conciliación y el juicio continúa, lo más probable es que los hechos terminarán conociéndose en ambas Cortes, vislumbrándose pocas esperanzas para los controladores de Radio Bío-Bío.

Además, sobre todo teniendo en consideración los epítetos y expresiones descalificatorios que Tomás Mosciatti, en su condición de abogado, guarda para con los “supremos”.

Continuará….