Mar. Dic 1st, 2020

Un Libro que te llega al Alma

He tenido el privilegio de “viajar”, de nuevo, a los campamentos de refugiados saharauis, sin salir de casa, gracias a lectura de Un Viaje al jardín del Desierto, de Alicia Guisado Morillas.

Compartir

Un Libro que te llega al Alma

He tenido el privilegio de “viajar”, de nuevo, a los campamentos de refugiados saharauis, sin salir de casa, gracias a lectura de Un Viaje al jardín del Desierto, de Alicia Guisado Morillas.


Por: Alberto Maestre Fuentes | Corresponsal del Diario el Minuto en España


Este libro, publicado hace dos años por la editorial sevillana Read Book Editorial, es continuación de Cartas contra el olvido que todavía, por desgracia, no he leído y ya tengo ganas de hacerlo. Alicia Guisado te sabe transportar de una forma sencilla y limpia al corazón del pueblo saharaui.


Alicia Guisado Morillas presentó su último libro “Un viaje al jardín del desierto” en Villacañas. - Ayuntamiento de Villacañas

Alicia Guisado Morillas presentó su último libro “Un viaje al jardín del desierto” en Villacañas.


De la mano de su hija, que es quien nos relata sus vivencias, durante sus estancias en Tindouf, se va mostrando, tal como es, este gran y noble pueblo. Pueblo que ha sido olvidado por los grandes medios de comunicación y gobiernos, durante demasiadas décadas. Pero, gracias a estas obras y vivencias, se visualiza el drama saharaui y se consigue que no quede enterrado para siempre, como a Marruecos le gustaría. La inocencia de Alicia niña se une a la transparencia y hospitalidad del pueblo saharaui de forma asombrosa.

¿Quién mejor que una niña para retratar el interior de los campamentos saharauis?

Los saharauis que lograron huir de la feroz ocupación de los marroquíes, están asentados en la zona más inhóspita del desierto, la Hamada. Allí, como bien se detalla en este libro, aunque no hay apenas flora ni fauna, pues nada crece, sí que en cambio nacen grandes personas. Un “jardín” muy distinto a los de aquí. Un viaje a los campamentos, siempre dejará una huella de por vida a quien los visite. No es un viaje a un lugar determinado.

Es mucho más que eso. Sabiendo que estos campamentos debían ser de carácter provisional y que en cambio, perduran por culpa de una mala política de descolonización, añade más dramatismo a la situación. Cada capítulo está encabezado por unas pequeñas frases a modo de introducción

Una de ellas es de un proverbio árabe que dice: “Quien vive ve, pero quien viaja ve más”

A pesar de la tragedia y teniendo reconocido, legalmente el derecho a ser dueños de su país, el pueblo saharaui es amable y paciente, pues sabe que algún día, su tenacidad dará sus frutos y serán libres.

Mientras tanto, hasta que llegue ese día, han ganado el corazón y respeto de muchas personas.

No dejen de leerlo, viajarán al corazón saharaui.