Mié. Jun 3rd, 2020

El Minuto

El Primer Diario Social de Chile

Una sigla que pocos escucharon “ILEA”

José Luis Galante | Corresponsal del Diario el Minuto en Argentina

elminuto| Este artículo fue motivado porque hace más de 15 años, un miembro de las fuerzas de seguridad me comentó que esta organización opera equipos de cinco a siete personas, que entran y salen como “pancho por su casa” de nuestro territorio.


José Luis Galante | Corresponsal del Diario el Minuto en Argentina


Alquilan una vivienda por unos días cómoda para alojar como mínimo a 5 personas, unos autos y así se mueven por nuestro territorio. Muchos de ellos son operativos de la CIA o alguna otra sigla del Pentágono (FBI, DEA, ICE), que por medio de un convenio trabajan en comisión para ILEA.

La International Law Enforcement Academy (ILEA) creada, dirigida y financiada por el gobierno de Estados Unidos en 1995 por el entonces presidente William Clinton, funciona en El Salvador y allí reciben instrucción policías y militares sudamericanos. En castellano significa Academia Internacional para el cumplimiento de la Ley, las mismas están conducidas por el Departamento de Estado para América Latina.

La instalación de cada una de estas Academias se realiza a través del siguiente procedimiento administrativo, el Departamento de Estado firma algún tipo de acuerdo con el Poder Ejecutivo del país que va a hospedar la instalación de la Academia y posteriormente se aprueba por el Poder Legislativo.

Entre esos acuerdos que se firman, está el fortalecimiento de la justicia criminal dando un nivel de “formación superlativa” a jueces, fiscales, cuadros medios de las fuerzas de seguridad. Se instalaron academias por Europa, África, Asia y sobre todo Latino América, incluso en el territorio de los Estados Unidos y la Federación Rusa.

El 22 de diciembre de 1992, Martín Almada encontró unos documentos que consistía en el acta fundacional de la Operación Cóndor. Entre los documentos hallados por Almada estaba un libro titulado “Cómo mantener vivos a los torturados”. En este libro se recomendaban ciertas prácticas terapéuticas para los distintos síntomas que podía presentar una persona luego de una sesión de tortura. De esta forma se evitaba una pronta partida del prisionero y dado que los muertos no hablan, todo el trabajo de

inteligencia para encontrarlo, apresarlo e interrogarlo se perdería. La anécdota tiene como fin ilustrar a los lectores sobre la crueldad y perversión del Plan Cóndor. Cabe señalar que se considera a Henry Kissinger, el entonces Jefe del Departamento de Estado, como el autor intelectual del plan Cóndor. El plan Cóndor funcionó durante las décadas del ´70 y ´80 en Latinoamérica como una iniciativa para disciplinar a la sociedad y poder imponer el Consenso de Washington, que en ese entonces impulsaba la Trilateral Comission.

Este antecedente enciende la alarma de un nuevo “Plan Cóndor” instrumentado por la vía del ILEA.

| Veamos ahora algunas de las características del ILEA:

  • Los Directores y Directores Adjuntos gozarán de inmunidades similares a las de los diplomáticos y serán siempre de origen estadounidense.
  • El presupuesto de la construcción, mantenimiento operación y seguridad de las instalaciones correrá por cuenta del gobierno anfitrión.
  • El gobierno local no tiene injerencia en los programas de enseñanza y son definidos todos por los Estados Unidos.
  • No se sabe qué leyes van a hacer cumplir, ya sea que se trate tanto e las del país huésped como de las de los Estados Unidos.
  • La lista de los diplomados de estas escuelas se mantiene en secreto. Al igual que los egresados de la School of the Americas, SOA. Entre los cuales se encuentran muchos jefes de grupos de tareas de represores ilegales. Como también muchos de estos egresados involucrados en escándalos de corrupción.
  • La sanción en muchos países anfitriones de leyes similares a la Patriot Act de los Estados Unidos.
  • Muchos de estos egresados de las ILEA, son luego instructores en otras ILEA de efectivos de la CIA, el FBI, la DEA, la ICE y demás siglas del Pentágono y de empresas privadas de seguridad tales como Dyncorp International y Blackwater.

Ya hacia 2005, la ayuda militar de Estados Unidos a la región aumento 3400% con respecto al año 2000. Podemos apreciar claramente que los Estados Unidos tomó la decisión de mover sus centros de instrucción

clandestina de fuerzas armadas y de seguridad extranjeras desde Fort Bennings en Georgia hacia afuera de sus fronteras. Esta instrucción clandestina consistía en métodos “efectivos de interrogatorio y castigo a aquellos que violan las leyes”. O como dicen ellos: “… a través del mundo para combatir el tráfico internacional de droga, criminalidad y terrorismo con cooperación internacional consolidada .… o ….provisión de seguridad regional, estabilidad económica y combate al crimen …. ”.

Dado que los Estados Unidos tiene menos del 5% de la población mundial y consumen más del 50% de la droga del mundo.

¿No necesitan ellos más ese presupuesto que nosotros para poder combatir el narcotráfico? ¿Qué pueden enseñarnos ellos al resto del mundo? ¿No se trata de una continuación de la Doctrina Monroe? ¿Cuál es el resultado de 50 años de guerra contra las drogas? Dejamos a nuestros lectores la respuesta a estas preguntas.

es Spanish