Vie. Abr 3rd, 2020

elminuto

Prensa Social Internacional

Velero Ruso

3 minutos de lectura

elminuto| El 3 de Marzo el velero ruso  Kruzenshtern,  recibió al público  en la Dársena Norte del puerto de Buenos Aires, al lado de la Fragata Libertad.


Por: Tamara Yevtushenko | Representante Oficial de la Universidad Estatal de San Petersburgo | Coordinadora de la Cátedra de Rusia | El Minuto.


El velero ruso Kruzenshtern participa en una expedición para conmemorar el bicentenario del descubrimiento de la Antártida y el 75º Aniversario de la victoria en la gran  Guerra Patria de la Segunda Guerra Mundial.



Tamara Yevtushenko | Representante Oficial de la Universidad Estatal de San Petersburgo | Coordinadora de la Cátedra de Rusia.


Pisar el bordo del majestuoso barco de tu  país en las aguas argentinas es una sensación única. Ver los rostros jóvenes de mis compatriotas con sus uniformes me provocó un profundo sentimiento de orgullo por mi Patria.

Lo primero que visité al subir al bordo fue una capilla, donde se podía colocar las velas ante un icono de la Madre de Dios de Tikhvin (nombre de la ciudad  rusa), San Jorge, protector contra los enemigos, icono de Fiódor Ushakov, comandante y almirante naval ruso más connotado del siglo XVIII que fue canonizado en 2004 y fue proclamado “guerrero pío”.

El texto de la canonización enfatiza que “la fuerza de su espíritu cristiano se manifestó no solo en sus victorias gloriosas a favor de la Patria, sino también en la enorme misericordia con la que sorprendía al enemigo vencido” y, obviamente, el patrón de marineros, mercantes, panaderos, niños – San Nicolás de  Mira, o de Bari pudimos contemplar en la capilla del bello velero.

En la capilla había un joven marinero que me contó que consagraron una misa antes de que saliera el barco al mar en Kaliningrado y que muchos cadetes y el capitán del velero son creyentes. Explorando el barco de proa y popa, ávidamente hacia preguntas a los jóvenes que trataban de contar diferentes historias de su primer viaje de navegación.

Todos ellos chicos de 17 años, estudiantes del segundo curso de diferentes ciudades de Rusia, notaban con orgullo que son de verdad dichoso de poder realizar un viaje alrededor del mundo a su edad.



Un cadete con mucha emoción me contó  que le pareció muy emotivo el ingreso del barco unos días antes al puerto de Montevideo para depositar una ofrenda floral al cartógrafo ruso Fadéi Bellingshausen, al mando del buque Vostok, quien  descubrió la Antártida en 1820.

Su estatua fue colocada en 2016 en la Plaza Virgilio en Montevideo del barrio de Punta Gorda, frente a la costa sur de Montevideo que fue donada en marzo por el Instituto Bering-Bellingshausen para las Américas (IBBA).

Emotivo encuentro con los tripulantes rusos a  bordo del legendario velero y las historias contadas por la cadetes con que calidez los recibían en AL, nos convence que las relaciones entre ambos países son cálidas, amistosas y con gran potencial a desarrollar.

es Spanish