Mié. Sep 30th, 2020

Aumenta de un 15 a un 20% la posibilidad de que las AFP puedan invertir en activos alternativos

a iniciativa propone aumentar el rango que puede establecer el BC para que las AFP inviertan en activos alternativos, hoy es máximo 15%, pero sube a 20%. Además, se proponen modificaciones para que sean más rápidos los procesos de emisión de deuda de las empresas, eliminando trabas en el mercado de capitales.

Compartir

El Pasado 04 de junio 2020, Presidente de la República Sebastian Piñera, mediante Mensaje N° 073-368 presentó un proyecto de ley N°13.564-05, que modifica distintos cuerpos legales con el objetivo de adecuar el funcionamiento de los mercados financieros.


Por: El Minuto


La iniciativa propone aumentar el rango que puede establecer el BC para que las AFP inviertan en activos alternativos, hoy es máximo 15%, pero sube a 20%. Además, se proponen modificaciones para que sean más rápidos los procesos de emisión de deuda de las empresas, eliminando trabas en el mercado de capitales.

Ya había adelantado el Ministro de Hacienda Ignacio Briones, donde anunció hace dos semanas que querían “generar instrumentos y agilizar los procesos para tener mecanismo de financiamiento que sean más expeditos para las empresas”….

En este contexto, el cuestionado decreto ley N° 3.500, de 1980.

  • Las Administradoras de Fondos de Pensiones, en las inversiones que efectúen con recursos de un fondo de pensiones, tendrán como únicos objetivos la obtención de una adecuada rentabilidad  y seguridad.
  • Todo otro objetivo que se pretenda dar  a tales inversiones se considerará contrario  a los intereses de los afiliados y constituirá un incumplimiento grave de las obligaciones de las Administradoras.

Dicha normativa se concluye que las AFP, funciona sobre la base de capitalización individual de los trabajadores. Ademas, ejecutan una administración fiduciaria de los recursos que administran en pro de los afiliados, que son los propietarios de los dineros que administran.

Expresado en lo anterior, parece contradictorio que luego de 40 años de administracion del sistema previsional chileno a cargo de las Afp, se incorporen modificaciones legales que permitan a los fondos de Pensiones ampliar el espectro de instrumentos financieros en los que se pueden invertir, en relación con el  que establece el sistema de pensiones.

En tanto, un artículo de Sergio Arancibia publicado en el Clarín, Arancibia hace un análisis de los aspectos más sustantivos de este proyecto de ley, donde señala lo siguiente:

  • En primer lugar, el proyecto propone que las empresas que ya están inscritas en la Comisión del Mercado Financiero como emisoras de títulos de deuda, puedan emitir nuevos títulos sin necesidad de cumplir con el trámite que hasta el día de hoy siguen las solicitudes de inscripción de esos títulos. Se define para ellas un procedimiento express. Los títulos de deuda a emitir serían objeto de una inscripción casi automática, pues tomaría solo un día de trámite, y no 90 días como es hoy en día. La calificación de riesgo, que normalmente debe acompañar a ese tipo de solicitud de inscripción, podrá ser postergada hasta el momento de la colocación misma de los títulos de deuda. También se acortan y se facilitan los pasos y los tiempos necesarios para convocar las juntas de accionistas que tengan que aprobar este tipo de emisiones.
  • En segundo lugar, las AFP quedarían autorizadas a comprar esos nuevos títulos de deuda hasta por un monto equivalente a un 20 % de su cartera de inversiones lo cual supera aproximadamente en un 10 % los límites actuales para esos efectos. Si las AFP tienen aproximadamente 170 mil millones de dólares en activos que pertenecen a todos los trabajadores, ese 10 % significa que podrán canalizar hacia las grandes empresas nacionales un monto de 17 mil millones de dólares – más allá de lo que ya han canalizado por otros mecanismos – lo cual es una cantidad fabulosa de recursos, que supera el costo de todos los proyectos de ayuda que se han desarrollado hasta este momento.
  • En tercer lugar, las compañías de seguros son autorizadas, por el proyecto de ley que se analiza, a que “flexibilicen sus requerimientos de liquidez”, es decir, a que guarden menos recursos líquidos para responder a sus operaciones normales, de modo de que les queden más fondos posibles para invertir en el mercado financiero. Es decir, al igual que con las AFP, se crean demandantes para la emisión de estos nuevos títulos de deuda que permitan financiar a las grandes empresas.

En si, se pretende que los fondos de los trabajadores acumulados en la AFP sean hoy en día la tabla de salvación de las grandes empresas. Esto, bajando el umbral de exigencia en la compra de bonos – sin necesidad de que tengan una calificación de riesgo- y aumenta el techo de inversión que pueden efectuar las AFP, desde un 15% a un 20%.


Debate

Asimismo, por amplia mayoría el Senado aprobó el proyecto que modifica el mercado financiero y lo envió a segundo trámite a la Cámara de Diputados.

En general el texto que fue ratificado 29 votos a favor, 4 abstenciones y un pareo; permite ampliar el límite para que las AFPs inviertan en activos alternativos de 15 a 20% e introduce algunos cambios respecto a agilizar los procedimientos para la inscripción de títulos de deuda.

En la ocasión, se solicitó votación separada de algunas materias, entre ellas el no ampliar el umbral de inversión en activos alternativos, que sin embargo fueron aprobadas tal como despachó la Comisión de Hacienda (17 votos a favor, 10 en contra, 5 abstenciones y dos pareos). 

En la Cámara baja durante la discución, los legisladores hicieron ver la importancia del rol que cumplirá el Banco Central (BC) y la Comisión de Mercado Financiero (CMF) considerando los cambios de esta norma y lo vital que significa financiar empresas.

Se hizo ver que “los activos alternativos ya son una opción rentable pero la normativa pretende subir el porcentaje de inversión para optimizar aún más el retorno”.

Asimismo se manifestó la preocupación de ampliar la cartera de inversiones de las AFP para optimizar los fondos de los afiliados. Así algunos congresistas aseguraron que “la propuesta pone en riesgo los ahorros de los trabajadores porque este tipo de activos tiene mayor incertidumbre. La mayor parte de este mercado se transa en el extranjero donde hay mucho bono basura”.

El presidente de la Comisión de Hacienda, el senador Jorge Pizarro aclaró el sentido del mensaje pensando en la necesidad de reactivar la economía del país frente a la contingencia. “La norma está diseñada para apoyar a los inversionistas, las compañías de seguros y las bolsas de comercio”, detalló.

En tanto, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones valoró el trabajo técnico que se realizó en la citada instancia legislativa, explicando que “buscamos generar un rango de endeudamiento adecuado pensando en las actual situación económica”.

Durante el debate hicieron uso de la palabra los siguientes senadores:

CARLOS BIANCHI

“Mi intención es no aumentar los riesgos en los fondos de pensiones. Por eso pido votación separada para aclarar aquello”

XIMENA RINCÓN

“Participé de la discusión vía indicaciones. Este proyecto es importante pero hay cosas que no comparto. Creo que no debe bajarse la clasificación de riesgo. No me parece que se ponga en mayor riesgo a los fondos de los trabajadores”.

JUAN ANTONIO COLOMA

“Esto tiene que ver con la crisis de volatilidad y cambios de parámetros. Se hacen modificaciones transitorias pero se aprovecha la oportunidad pensando en la modernización de los mercados en el largo plazo. Se busca armonizar la seguridad con la rentabilidad”.

CARLOS MONTES

“La idea es aprovechar la oportunidad de negocio. A mayor riesgo má control. Acá hay un tema con la calificación de riesgo y la posibilidade invertir en los activos alternativos. No soy de la idea de aumentar la inversión de activos alternativos”.

RICARDO LAGOS

“La mayor preocupación es qué hacer para que los recursos del mercado de pensiones generen una externalidad positiva.  Hay que poner los fondos en lugares riesgosos para que se logre un mayor retorno pero a la vez cuidar esos dineros”.

JOSÉ GARCÍA RUMINOT

“El mayor análisis en la Comisión estuvo en la inversión de los fondos previsionales en activos alternativos. Acá se faculta al BC a aumentar el rango hasta el 20%. Estos activos permiten una rentabilidad muy superior a la de otros intrumentos de inversión”.

RABINDRANATH QUINTEROS

“Es una lástima que para modificar las reglas de las AFP se requiera un quorum simple pero no pasa lo mismo cuando queremos que los afiliados se apropien de sus fondos. Hay un desbalance en la legislación previsional”.

JAIME QUINTANA

“Este proyecto es muy técnico y se cruza con la discusión previsional que tendremos mañana por lo que prefiero abstenerme en general”.

ALEJANDRO GUILLER

El punto que genera más interés es el que se refiere a la inversión de las AFP. Creo que debería haber una política de inversión en Chile porque el grueso de estos dineros está en el extranjero. Me preocupa no saber los proyectos en los que se van a poner los recursos.

La norma en trámite permitirá a las AFP, invertir en títulos de deuda no inscritos en la CMF, siempre que sean transados en una Bolsa de Valores nacional, el emisor se encuentre inscrito en el correspondiente Registro de la CMF y se cumpla con las demás condiciones que la Superintendencia de Pensiones (SP) establezca mediante una norma de carácter general, abriendo la inversión a títulos que no requieren de clasificación de riesgo de la empresa emisora, ya que se libera de esta obligación.

Los instrumentos que comprende esta liberalización de inversiones, sin clasificación de riesgo son depósitos a plazo; bonos, títulos representativos de captaciones, emitidos por instituciones financieras; títulos garantizados por instituciones financieras; bonos de empresas públicas y privadas; bonos de empresas públicas y privadas canjeables por acciones, acciones de sociedades anónimas abiertas; cuotas de fondos de inversión y cuotas de fondos mutuos regidos por la Ley N° 20.712; efectos de comercio emitidos por empresas públicas y privadas; títulos de crédito, valores o efectos de comercio, emitidos o garantizados por Estados extranjeros, bancos centrales o entidades bancarias extranjeras o internacionales; acciones y bonos emitidos por empresas extranjeras; y cuotas de participación emitidas por Fondos Mutuos y Fondos de Inversión extranjeros.

Para finalizar, este miércoles pasado diputados de la Democracia Cristiana se refirieron al proyecto de ley impulsado por el Gobierno que reduce los requisitos de las AFP para invertir en activos alternativos de mayor riesgo, la que ya fue aprobada por el Senado y será vista por la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja la próxima semana.

Al respecto, lo calificaron como un proyecto que contiene normas “inaceptables y riesgosas para los cotizantes de las AFPs”. Sobre el proyecto, el diputado Gabriel Silber, subjefe de la bancada, señaló que “todos sabemos que las jubilaciones son miserables, y que las ganancias de las AFPs han sido millonarias a costa de los trabajadores.