el minuto

Noticias

Perú y el Nombre de la Rosa

El Minuto | El franciscano, William de Baskerville, y su discípulo, Adso de Melk, llegaron en 1327 a una abadía italiana. El recinto albergaba una gran biblioteca y una sacra investidura donde debatirían con delegados del Papa, Juan XXII y un grupo místico (Los Espirituales) sobre la pobreza de Cristo. En su estadía hallaron cimientos inmorales, crimen, perversa Inquisición, sexualidad pecaminosa y mentiras. Umberto Eco, lo concibió en una novela y desnudó una estructura de poder, como la existente hoy en algunos Estados, caso Perú.

Escribe: Gary Ayala, Director de El Minuto en Perú

La obra, ambientada en el siglo XIV, refiere a un suceso ficticio en la coyuntura de la Europa del Sacro Imperio Romano Germánico (al que Hitler recordaba como Primer Reich) época en cuyo contexto la Iglesia tenía suprema autoridad e infalibilidad científica como quemar en la hoguera a Giordano Bruno (1,600) quien dedujo que el sol era una estrella y que el universo era infinito, o en condenar a Galileo Galilei (1633) amenazándolo con torturarlo si no renunciaba a su conclusión científica de que la Tierra giraba alrededor del sol, pues la Iglesia -propietaria de la total verdad- decía lo contrario.

El frenesí sexual del adolescente, Adso, dentro del monasterio, revela el estado moral de una institución de aparente solemnidad ante su sociedad. Los crímenes ejecutados allí contra hermanos místicos por un interés particular, la aparente imagen de comunidad de santos varones, la religiosidad basada en la falsedad y la tributación recibida de un pueblo con hambre, conducen a una conclusión: Desconfía de toda entidad que cierra sus puertas, aparenta nobleza y no rinde cuentas a nadie. Lección.

Perú, La Tribulación Como Estilo de Vida

Luego de la nefasta, ingenua e inoportuna intención de Pedro Castillo de cerrar el Congreso de la República -acción reclamada por un significativo sector de la ciudadanía- el país ingresó a su habitual cambio repentino de presidente con el acceso de una mujer en dicha calidad en el Perú. De hecho, contar con una autoridad femenina en tal cargo merecía un mejor contexto, no como ahora cuando miles de peruanos la desconocen moralmente y la vociferan como títere del poder que rechazaba a Castillo.

El caso personal del ex presidente pasará a un segundo plano noticioso en un determinado tiempo. Quedará para la historia como el presidente que cometió una gran torpeza final quien sin contar con un partido político, sin ideología a seguir, sin bancada congresal, sin compromiso de las FF.AA., sin un poder socioeconómico de apoyo y solo confiado en incapaces asesores de Estado y en el griterío de respaldo callejero, se atrevió a dar un paso político sin medir el marco político-legal-empresarial y mediático del país.

Sus abogados ya sustentan que no cometió delitos de rebelión, conspiración ni sedición, pues, no existió -dicen- alzamiento en armas y no se tipifican según las leyes vigentes.

Contrariamente, su defensa estima una denuncia contra la fiscal de la nación, Patricia Benavides, y los intervinientes policiales en su detención por el delito de abuso de autoridad y violación del debido proceso que la situación ameritaba. Lío de abogados.

Quienes celebran la caída de Pedro Castillo y piensan que ahora el Perú será un país de primer mundo, que sus familias obtendrán bonanza, que la crisis sociopolítica concluyó y que la corrupción fue retirada del poder oficial no han visto la escena completa. ¿Cuánto tiempo durará Dina Boluarte Zegarra en la presidencia? ¿Qué pasará con los procesos contra la corrupción, tipo Keiko? ¿Qué pasará con la deuda de las mega empresas al Perú? ¿Qué pasará con la voluntad ciudadana del referéndum del año 2018 sobre reforma política? ¿Los mass media seguirán con sus noticias nivel formación inicial? Y más.



La salida de Castillo de Palacio de gobierno no cambia la agenda de fondo del Perú como país. No están definidas las reglas para desarrollar la vida cívica nacional con organizaciones políticas de real representación ciudadana, no se precisa a los poderes Ejecutivo y Legislativo a disposición del Bien Común y en gestión sinérgica en favor del ciudadano peruano como objetivo supremo. Y no se garantiza la permanencia de Boluarte si no se alinea al Congreso. Cabe recordar que ella fue comprendida por la Fiscalía con la banda Los Dinámicos del Centro por manejo de dinero proveniente de fuentes ilegales.

La invocación de tregua y ofrecimiento de unidad nacional de la nueva mandataria (sexta en los últimos 5 años) son teóricamente válidos (¿Escribió ella su discurso en tiempo record el día de la vacancia o ya lo tenía escrito?), pero sus pedidos podrían ser solo prosa si no accede a las condiciones de los promotores de la vacancia. Carece de partido político -fue retirada de Perú Libre- y tampoco tiene bancada congresal, está tan huérfana de poder propio como lo estuvo Pedro Castillo. ¿Hasta dónde le sirve la faja presidencial?

La designación del gabinete ministerial expresa fielmente la línea política que seguirá todo gobierno en adelante. La presidencia del Consejo de Ministros, el ministerio de Economía y Finanzas, el ministerio de Justicia, el ministerio de Salud y el ministerio de Relaciones Exteriores, principalmente, tendrán un protagonismo significativo en este caso. ¿Boluarte, recibió potestad para elegir ministros libremente?

Las marchas de rechazo a la presidenta están dinamizadas en el país ya bajo el nombre de frentes de defensa, colectivos ciudadanos, periodismo alternativo o explosión ciudadana en redes. Muy peligroso. Además, se construyen diversas leyendas urbanas alrededor de la lectura del cierre del Congreso de parte del entonces presidente, Pedro Castillo. Se ha generado intriga sobre su salud y lucidez en dicho momento.

Antauro Humala

El actual escenario es una bandeja de plata colocada para Antauro Humala Tasso, el candidato antisistema que ya no solo convoca mitines presenciales en el sur peruano, sino que también lo hace en los departamentos del centro y del norte.

El contexto se ajusta a su estilo de irrupción social y lo ubica como el mesías político capaz de enmendar la crisis ante un Congreso con más del 90% de desaprobación del país y liderado por José Williams Zapata, vinculado en su propia hoja Wikipedia con el genocidio de Accomarca, la represión del Andahuaylaso y hasta de vínculos con el cartel de Tijuana; con una Fiscalía liderada por Patricia Benavides Vargas, acusada formalmente ante la DEA el 20 de octubre del 2022, junto con su hermana Emma, por supuestos nexos con el narcotráfico nacional e internacional, sin omitir al cuestionado poder Ejecutivo. Todo un sacro monasterio.

La figura del mayor (r) Humala cobra más protagonismo en la mente de quienes azuzaron la vacancia de Castillo y en quienes los enfrentan, los primeros porque deben implementar medidas político-legales para neutralizarlo; los segundos porque depositan su esperanza de contar con alguien empoderado para aplastar a quienes llaman “Derecha”. Ese es el epicentro ahora, el tema evadido mediáticamente por los medios tradicionales, el punto de quiebre para la democracia en el Perú, el eje sobre el cual reposa el riesgo de una guerra civil. Castillo, es una circunstancia que se mimetizará con el pasado inmediato.

Antauro, avanza por cumplir con la normatividad de inscribir a su partido político, pero si no lo lograse no tendría problema, más de una organización inscrita estaría dispuesta a acogerlo por la supuesta presidencia que ganaría y el blindaje para sus fundadores respecto a las políticas humalistas. Ante el pedido de elecciones anticipadas, los principales actores del drama peruano deben tomar decisiones inmediatas.

La ciudadanía, ese gran personaje con rostro de angustia, sufre circunstancias inmerecidas luego de padecer un mortal periodo pandémico global y de experimentar más de 30 años de sucesivos gobiernos signados por la corrupción. El país ha reposado sobre sus hombros, sus generaciones nuevas han crecido bajo instituciones a las que creían dignas y con adalides que actuaron con perversidad, voracidad personal y socavo democrático.

Ahora, se espera que la racionalidad y el consenso establezcan las bases para una salida que permita a todos los sectores cultivar dignidad humana, convivencia pacífica y progreso cultural y material, que comprenda a todos los peruanos dentro del territorio nacional y a los que labran un camino en otros territorios del mundo.

Diversos procesos electorales determinarían respeto por los derechos y libertades en Perú, pero la verdad es semejante a lo hallado por Adso de Melk, quien luego de disfrutar de los encantos de fuego y belleza en la abadía, descubrió criminalidad en aquel monstruo, como los peruanos que creyeron vivir en democracia por su facultad de votar, tener una cuenta en FB y de acudir a un concierto reggaetón, pero que al vivir la cruda realidad no recuerdan ni sienten el sumun democrático, como Adso, quien al abandonar la abadía no sabía ni cómo se llamaba aquella mujer, flor de lujuria, no sabía el nombre de la rosa.

Nacional

El Minuto | Ecocopter, empresa aeronáutica y de aeroservicios chilena líder en el Cono Sur de Latinoamérica, tuvo una destacada participación en FIDAE 2024, gracias...

El Minuto | Una misión comercial de Taiwán compuesta por 25 empresas se encontrará de visita en Chile desde el 17 hasta el 19 de...

El Minuto | El diputado del Partido Socialista (PS), Daniel Manouchehri, ha presentado una polémica propuesta que busca la prohibición del ingreso de ciudadanos venezolanos...

El Minuto | El Presidente Boric, ha manifestado su indignación ante los comentarios de Gustavo Alessandri, presidente de la Asociación de Municipalidades de Chile (Amuch),...

El Minuto| En un lamentable incidente ocurrido la noche de este miércoles, un valiente funcionario de Carabineros perdió la vida tras enfrentarse a un grupo...