el minuto

Noticias

La Fuerza Aeroespacial iraní ¿La futura fuerza nuclear de Teherán?

En Diario El Minuto cuando hablamos de las “Fuerzas Aéreas de Irán” hablamos brevemente del componente aéreo del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica. Este se caracteriza por algo en especial, motivo de preocupación de los responsables de seguridad tanto de la región, particularmente Israel, además de los Estados Unidos: la fuerza de misiles que opera dicha rama de la Fuerza Aeroespacial. En noviembre de 2022, el comando de dicha fuerza anuncio disponer de misiles hipersónicos. En el marco de la guerra de Ucrania, el uso de drones iraníes, por parte de fuerzas rusas, puso otra vez en el ojo de la tormenta la rama aérea del Cuerpo de Guardianes, dado que es responsable del ambicioso programa de desarrollo de este tipo de armas.

Por Jorge Alejandro Suárez Saponaro | Director de Diario El Minuto para Argentina

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica, conocidos como “Pasdaran”, es una fuerza militar, creada a instancias del ayatolá Ruhollah Jomeini, como contrapeso de las Fuerzas Armadas heredadas de tiempos del sha, con el objetivo de evitar un golpe por parte de estas y tener una fuerza armada comprometida políticamente con el nuevo régimen. Los nuevos soldados y oficiales de este “ejército revolucionario” estaba formado por milicias pro Jomeini y otros grupos militantes islámicos.

Poco se sabe, de su formación inicial, siendo muy probable que alguna organización extranjera brindara algún tipo de apoyo para formar esta fuerza armada revolucionaria.  En septiembre de 1985, fue creada la Fuerza Aérea del Cuerpo de Guardianes, con material proveniente de China como de pequeños lotes de aeronaves adquiridas por diversas fuentes a países como Francia, Brasil, Suiza.

Sus misiones primarias fueron llevar a cabo operaciones de apoyo táctico de las fuerzas terrestres del Cuerpo de Guardianes. La guerra de Irak, tuvo un impacto profundo en dicho cuerpo y sus distintas ramas. El programa de misiles balísticos nació en plena guerra de Irak, con el objetivo de golpear blancos estratégicos en la profundidad del territorio enemigo, dado las limitaciones de la fuerza aérea para llevarlo a cabo, agregándose el impacto psicológico del uso de este tipo de armas.

Igual el papel del arma aérea del Cuerpo de Guardianes en la guerra de Irak, fue más que limitado.  La expansión de la misma fue a fines de los años 80, especialmente en el marco del programa de misiles balísticos, llevando a cabo un plan de construcción de bases en el interior del país. 

El presidente del parlamento iraní en esos años, Akbar Hashemi Rafsanjani, realizó una gira por Corea del Norte, Libia, Siria y China, en busca de misiles.  Corea del Norte y Libia suministraron misiles soviéticos Scud B y C, que sirvieron para el desarrollo de una industria asociada a su fabricación, sumado a la transferencia de tecnología por parte de China y Corea del Norte (tal vez como moneda de pago por conocer la tecnología puntera de las armas occidentales heredadas de tiempos del Sha).  Se estima, que Irán lanzó unos 600 misiles en el teatro iraquí. Sin ninguna duda un verdadero laboratorio de doctrina de empleo de estos ingenios. 

Las relaciones con la Fuerza Aérea de Irán y la rama aérea del Cuerpo de Guardianes, fueron tensas desde el principio. Era un competidor frente a los limitados recursos, incluso material moderno, a la cual aspiraba operar la fuerza aérea, como los aviones de transporte estratégico Il 76, quedaron en manos de la Fuerza Aeroespacial. Incluso por un tiempo, operó un grupo aéreo con aviones soviéticos SU 22, varias fuentes señalan que fueron transferidos a otros países, luego de un proceso de modernización. Los cambios en la estructura de mando de las Fuerzas Armadas, con la creación de un Estado Mayor General a fines de los 80, tuvo como objetivo limar asperezas e impulsar el accionar conjunto entre las Fuerzas Regulares y el Cuerpo de Guardianes. Al parecer los avances son limitados, por razones políticas, por el favoritismo que tienen los ayatolás hacia los generales del Cuerpo de Guardianes. Existe el Cuartel General de Operaciones Conjuntas, teniendo como responsabilidad la conducción conjunta de los medios de defensa aérea, sistemas de radar, comando y control, vigilancia, de la Fuerza Aérea y la Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes.

El fin de la guerra de Irak, no impidió que el programa balístico se detuviera, los envíos de misiles Scud, por parte de Corea del Norte, en sus versiones más avanzadas, alarmaron a los servicios de Israel y Estados Unidos. En los 90 se hicieron nuevos envíos. El ministerio de Defensa iraní, anunció públicamente que Teherán tendría su programa de misiles y para 1994, se estima que operaban misiles Scud C de factura local.  En 2012, el Director de Inteligencia de la Defensa de Estados Unidos, informó que Irán tenía uno de los arsenales más importantes de misiles de Oriente Medio. El intercambio tecnológico con Corea del Norte fue sin ninguna duda muy beneficioso para los iraníes, que para fines de los 90, tenían un amplio programa de construcción de estas armas.

En la guerra de Siria, la fuerza de misiles balísticos, fue cuestionada de una manera indirecta por los altos mandos de la Fuerza Aérea Iraní, en un intento de poner en valor la envejecida flota de aviones de combate, dado los éxitos de la fuerza aérea rusa, que utilizó con inteligencia sus recursos limitados. Ello tuvo como contrapartida una política de exhibiciones del poder de la fuerza de misiles balísticos, lo que deja en evidencia, la competencia y desconfianza entre las fuerzas armadas iraníes y los cuestionamientos sobre la influencia que puede tener en un conflicto armado, el empleo de misiles balísticos. La tesis de los pasdaran quedó justificada, al entrar en vigor el Acuerdo Nuclear con Irán, por medio de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad, impuso restricciones a la compra de armamento, quedando en la nada la negociación de un contrato por US$ 8.000 millones con Rusia por la compra de aviones de combate. El componente aéreo, cumple funciones de transporte, enlace, evacuación médica, apoyo aéreo táctico, reconocimiento.

En 2009, la Fuerza Aérea del Cuerpo de Guardianes, cambió su denominación, por Fuerza Aeroespacial, dado que es responsable del programa espacial iraní, que le permitió al régimen, disponer de la tecnología suficiente para el lanzamiento de satélites por medio plataformas propias. En 2015, parte de la flota de helicópteros fue transferida al componente terrestre de los Pasdaran, manteniendo la tradición que el país cuente con dos “fuerzas armadas paralelas”. 

La Fuerza Aeroespacial está articulada en una fuerza de misiles, con cinco brigadas, especializadas en el uso de determinado tipo de misiles por su alcance, etc. El personal que forma parte de estas unidades se caracterizan por su nivel de preparación y lealtad al régimen. Su selección se estima que es rigurosa y con injerencia directa del Comando del Cuerpo de Guardianes.  La fuerza opera una importante flota de drones de diverso tipo y capacidades, alcanzando un alto nivel tecnológico, de factura nacional. Finalmente hay un comando espacial que gestiona el programa de lanzamiento de satélites y la base de lanzamiento de estos.

La Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes, cuenta con 15.000 efectivos. La llegada de aviones provenientes de la Fuerza Aérea Iraquí que buscaba salvarse de la destrucción en la Guerra del Golfo de 1991, permitió por un tiempo que la Fuerza Aeroespacial contara con un grupo de aviación de combate, los Su 22. Las fuentes difieren sobre el destino de estos aviones, un informe oficial del Departamento de Defensa de Estados Unidos, de 2019, señalaba que estaban en servicio. En 2018, medios azeríes señalaban que un lote de diez cazabombarderos Su 22 habían sido modernizados, con tecnología local, luego de más de dos décadas en tierra. 

Las mejoras les permiten lanzar armamento guiado, misiles aire aire y aire tierra, además de servir de guía para drones. Las mejoras permitirían que los SU 22 puedan lanzar misiles de largo alcance para batir blancos de superficie.  A pesar de los anuncios, estamos ante un cazabombardero con limitaciones ante las poderosas fuerzas aéreas de la región, pero que igualmente puede llegar a causar importantes daños, llegado el caso.  La flota aérea cuenta con aviones de ataque Su 25, modernizados, de ataque liviano Tucano, transporte Y 12, Dassault Falcon, e Il 76. La flota de helicópteros opera especialmente medios rusos, los Mi 17.

La flota de aeronaves no tripuladas o UAV, ha llegado a un alto nivel de desarrollo, según observadores especializados y reconocido por documentos e informes del Departamento de Defensa de Estados Unidos.  Estamos hablando de varios millares de sistemas de diversos tipos, capacidades y alcances. Las otras ramas de las fuerzas armadas iraníes, están haciendo un uso intensivo de estos medios, especialmente para tareas de reconocimiento, vigilancia, patrulla, inteligencia, control de fronteras. La flota de estos vehículos aéreos, es operado con gran profesionalismo. Esto ha quedado en evidencia en el empleo de drones iraníes, empleados en Líbano, Siria, Irak, y Arabia Saudita, en este último caso, cuando los rebeldes yemeníes huzíes, los emplearos contra objetivos de la industria petrolera. Israel, país con alto nivel de desarrollo en materia de defensa de su espacio aéreo, pudo vivir en carne propia la eficacia de estos ingenios de origen persa.  Los iraníes operaron drones de ataque con éxito contra objetivos del grupo terrorista ISIS y los enemigos del régimen de Assad en Siria.  En más de un caso operaron sistema de largo alcance y que alcanzaron en la mayor parte de las operaciones sus objetivos.

El desarrollo de drones, data de mediados de los 80, en plena guerra de Irak. La necesidad de reconocimiento y vigilancia del campo de batalla enemigo, estimuló el desarrollo de estos ingenios. Los aviones RF4 Phantom, tenían problemas de operatividad por las sanciones, lo que impedía acceder a repuestos para el mantenimiento de las aeronaves y sus sofisticados sistemas de reconocimiento.  Estudiantes de la Universidad de Isfahan, llevaron a cabo los primeros desarrollos, y recibieron el apoyo entusiasta del Cuerpo de Guardianes, dando inicio a una poderosa industria. Dicha fuerza militar organizó un batallón para operar dichos ingenios, permitiendo el desarrollo de doctrina y tácticas propias.  En Kashan, al norte de la ciudad de Isfahán, se encuentra el centro de entrenamiento y capacitación de operadores de UAV, tanto de las fuerzas armadas, como de los grupos armados financiados por Irán en la región.  En cuanto a la infraestructura industrial y de apoyo logístico de estos sistemas, se caracteriza por el alto nivel de secretismo. Existe un grupo de empresas que se dedican a la producción de estas armas y brindar apoyo logístico: Ghazanfar Roknabadi Industries, Quds Air Industries, Fajr Industries Group, Iran Aircraft Manufacturing Co., Shahid Basir Industry, Bespar Sazeh Composite Co., Paravar Pars Co, además el Cuerpo de Guardianes tiene sus propias plantas industriales, que tienen vínculos comerciales con las citadas empresas.

El sector de UAV, ha logrado sortear con éxito las sanciones internacionales, gran parte de sus componentes que no se producen en Irán, son adquiridos por Internet a través de sitios de compras como Alibaba. Por US$ 500 se puede adquirir motores chinos, que son empleados en estas armas, a ello cabe agregar el aceitado sistema que tiene Teherán de poder sortear las sanciones, a través de agentes en Occidente.  En cuatro décadas, los iraníes llegaron a un alto nivel, agregándose el acceso a tecnología puntera israelí, europea o de Estados Unidos, por drones que cayeron en sus manos. En 2011, las fuerzas iraníes derribaron en su espacio aéreo al dron RQ-170 producido por Estados Unidos, que derivó en el UAV Saeqeh 2.  La carencia de satélites propios de comunicaciones, obliga a los iraníes a utilizar la red comercial existente, como el caso de los drones de largo alcance como el Shahed 149, también llamado Gaza, lo que puede hacerlos vulnerables a la interceptación y destrucción.  Pero lo preocupante para los observadores occidentales, es la capacidad de reposición de pérdidas de estos elementos.

La facilidad que tienen los grupos irregulares y terroristas aliados de Irán en operar los drones fabricados por este país, es por su fácil ensamblado. Son enviados en kits, que se puede armar rápidamente y no requiere mucha formación del usuario para hacerlo. Esto permite que sean enviados en cantidades, lo que ha permitido su uso en Yemen, Irak, Líbano y Siria.  La Fuerza Aeroespacial, cuenta con una amplia experiencia operativa en el campo de batalla, apoyado por décadas de investigación, además de personal con experiencia. Esto sin ninguna duda fue valorado por Rusia, que se ha transformado en cliente de los eficaces drones iraníes. Seguramente la moneda de cambio, será que los iraníes tengan acceso a material occidental capturado, incluso destruido, pero que, gracias a su eficiente sistema de ingeniería inversa, puede obtener valiosas lecciones para su propia tecnología.

La Fuerza de Misiles, es la joya de la corona de esta joven fuerza armada.  Irán posee el arsenal balístico más grande del Medio Oriente, cuenta en sus arsenales misiles balísticos de muy corto alcance CRBM), misiles balísticos de corto alcance (SRBM) y misiles balísticos de medio alcance (MRBM) que pueden atacar objetivos en toda la región hasta 2.000 kilómetros de Irán, pudiendo golpear a Israel y el sur de Europa. El Comando de Misiles Al Ghadir, es la denominación oficial de la Fuerza de Misiles Estratégicos. Este componente militar es de alto valor, dado que sirve como herramienta de disuasión estratégica y como herramienta de proyección iraní fuera de las fronteras, en el marco de una verdadera estrategia del miedo.  La Fuerza de Misiles ha sido utilizada contra la insurgencia kurda, objetivos del grupo terrorista ISIS en Siria, como en Irak, contra bases de Estados Unidos, en 2020, como represalia a la muerte del general Soleimani, comandante de la fuerza de operaciones especiales Quds. En 2022, un ataque similar fue realizado contra la sede del futuro consulado de Estados Unidos en la ciudad norteña de Irak, en Irbil, capital del estado autónomo kurdo.

La industria aeroespacial iraní tiene una amplia experiencia en el desarrollo de misiles, con un alto nivel de sofisticación. La fuerza de misiles continúa creciendo a pesar de las sanciones internacionales y esfuerzos contra la proliferación de armas de destrucción masiva. Irán invierte mucho en incrementar el alcance de sus misiles y nivel de letalidad, como precisión. La preocupación es que el desarrollo se dirige hacia misiles balísticos intercontinentales o ICBM. El nivel alcanzado, queda en evidencia con el desarrollo de cohetes lanzadores de satélites, realizado en 2016. Esto ha llevado a continuar con un ambicioso programa, para incrementar la capacidad de carga útil del lanzador, como el caso del Simorgh, pero para más de un observador, estamos ante una tecnología de uso dual, que podría derivar en la construcción de un ICBM. En 2020, el cohete Qased puso en órbita el primer satélite militar iraní, el Noor.

El alto nivel de alistamiento de la Fuerza de Misiles o Comando de Misiles Al Ghadir, queda en evidencia por los ejercicios de entrenamiento constantes y la experiencia operativa real, especialmente en Irak y Siria. Ello no ha impedido que por medio de agentes proxies, los iraníes utilizaran su arsenal balístico, como el caso de los huzíes en Yemen, como el caso de misiles corto alcance o SRBM, basados en la tecnología del Scud. El Qiam 1, fue utilizado los yemeníes en ataques contra blancos en las cercanías de la capital saudita, Riad, con un alcance de 900 km. Este tipo de misiles fueron utilizados contra objetivos del grupo terrorista ISIS en Siria, con gran éxito.  La tecnología norcoreana, permitió el desarrollo de sistemas como el Shahab 3 de 2.000 km, considerados misiles balísticos de alcance medio.  

En noviembre general Amirali Hajizadeh, comandante de la Fuerza Aeroespacial, anunció la prueba exitosa de un misil hipersónico, que supero la velocidad Match 5, superando los 6.000 km/h. Meses antes del citado año, fue presentado un nuevo misil balístico denominado Kheibar Shekan de 1450 km. Se estima, tomando lo que indica el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Estocolmo, Irán cuenta con una veintena de tipos de misiles balísticos.  El general Kenneth McKenzie del Comando Central de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, señaló que Irán dispondría de unos 3.000 misiles balísticos, agregándose la fuerza de misiles de crucero en manos de las fuerzas navales y aéreas.  La industria iraní está apostando a misiles con motores de combustible sólido, en vez de líquido, además de la posibilidad de extender el rango de alcance superior a los 2.000 km, cifra autoimpuesta por Teherán. El desarrollo del Khorramshahr, podría derivar en un sistema de hasta 4.000 km de alcance.

La Organización Internacional de Energía Atómica – OIEA – en septiembre de 2022, reconoció que existe un peligro cierto, que Irán pueda desarrollar munición nuclear. Los vectores de transporte existen y cuentan con la capacidad, por la carga útil que pueden transportar, de llevar ojivas nucleares. Aunque su desarrollo lleva tiempo, dado que, con la cantidad de uranio enriquecido almacenado por Teherán, no es suficiente para producir suficientes cabezas nucleares. El miniaturizar la munición nuclear para ser empleada en la cabeza de un misil balístico, requiere un importante esfuerzo de investigación, que al parecer todavía no se llegó a esa instancia por parte de Irán. En su momento el país contó con una planta de agua pesada operativa, que sirve para el desarrollo de plutonio, pero todavía ese riesgo es poco probable. Ello no ha impedido que la OEIA presentara informes con argumentos sólidos por el cual, reconocía que Irán estuvo en búsqueda de documentación para el desarrollo de armas nucleares.

Estados Unidos ha concentrado su esfuerzo en la guerra de Ucrania, junto a sus aliados europeos, esto ha descuidado en cierto punto las negociaciones por el Acuerdo Nuclear con Irán. Las sanciones internacionales no han sido eficaces, dado que Teherán a lo largo de más de cuatro décadas de ser un paria internacional, ha sabido manejarse, sortear los obstáculos y llevar a cabo su ambicioso programa balístico. Al parecer más allá de contar con tecnología y profesionales formados, la fabricación de ojivas nucleares para la Fuerza de Misiles, queda al parecer bastante camino por recorrer.

Cabe destacar, que Irán cuenta con un componente militar apto para poder convertirse en una fuerza de ataque nuclear. La estrategia del miedo que lleva a cabo, pasaría a otra instancia, mucho más peligrosa. Todavía la Comunidad Internacional está a tiempo, para evitar que un actor como Irán cuente con armamento nuclear, para ello será clave salir del atolladero ucraniano, dado que este complejo juego de política internacional, Rusia tiene su lugar. Un Irán con armas nucleares, llevaría a los países árabes aliados de Estados Unidos a exigir el acceso a este tipo de armas o el despliegue de unidades con esta capacidad, como en tiempos de la Guerra Fría. Sea como fuere, estamos ante un tiempo sumamente peligroso.

Nacional

El Minuto | Desde el inicio de la administración del presidente Gabriel Boric, se ha instruido al Ministerio de Desarrollo Social a potenciar el Registro...

El Minuto | Conmoción en Arica tras el hallazgo de una mujer acribillada en un vehículo en la población Santa Rosa. El trágico suceso ocurrió...

El Minuto | Durante la mañana del domingo, una panadería en la intersección de Carmen con Sargento Aldea fue víctima de un asalto por parte...

El Minuto | En una carta dirigida al Sr. Alcalde de la Ilustre Municipalidad de Lampa, Jonathan Opazo Carrasco, la presidenta de la ONG Vecinos...

El Minuto | Ricardo Bravo Cornejo, reconocido abogado y administrador público, ha asumido la representación legal de destacados criminales que han marcado la agenda mediática...