Guinea Ecuatorial. El infierno que debería ser un paraíso.

El 12 de octubre pasado se cumplieron 50 años de la independencia de España. Recorremos la historia del segundo país africano hispanoparlante (el otro es la República Saharaui). Los lectores de El Minuto saben que siempre tocamos el conflicto del Sahara Occidental, territorio que estuvo controlado por España desde 1884 hasta su abandono en 1975, en el marco de acuerdos ilegales y no reconocidos por Naciones Unidas y ningún Estado en el mundo. Pero la aventura colonial en África no solo se limitó a las tierras saharauis, sino a lo que es hoy Guinea Ecuatorial. Este país gracias al petróleo tiene una de las rentas per cápita mas elevadas de África, (13 350 dólares), al nivel de estados europeos como Croacia. Es parte de la organización de exportadores de petróleo u OPEP. Produce 206.000 barriles de crudo por día. En el marco de acercamiento con países de su entorno, junto al castellano oficializó el francés  y el portugués.  La población  alcanza casi el 100% de nivel de alfabetización. Cualquier que lee esto considera que estamos ante una “economía abierta, libre y próspera” Pero la realidad es muy distinta. Solo unos pocos disfrutan de la riqueza del país.

Guinea Española y el Virreinato del Río de la Plata  Desde los tiempos coloniales a la independencia.

Los españoles se hicieron presentes en el siglo XVIII, más precisamente por medio del tratado de San Ildefonso, cuando en 1777 Portugal, luego de las enfrentamientos armados con España, cede lo que hoy es Guinea Ecuatorial, tanto espacios continentales como insulares.  El nuevo territorio fue una dependencia del Virreinato del Río de la Plata. Esta curiosidad fue puesta a la luz en 1996, por Conrado Etchebarne Bullrich, en un artículo que recabó información en el Archivo General de la Nación. La revolución de 1810 rompió los débiles lazos con dicho territorio.  Pasarían los años y el actual presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obianga, visitó el país en 2006, donde fue objeto de tímidas críticas de la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner, sobre la situación de derechos humanos.

 

El dominio español tuvo interferencias, especialmente en el siglo XIX con la presencia británica, que bajo el pretexto de combatir la trata de esclavos, ejercieron el control de la zona durante varias décadas y a partir de 1940 comenzaría la presencia hispana de manera limitada en la actual isla Bioko, izando la bandera española, en Malabo, capital del pais y antiguamente conocida como Santa Isabel. En 1900 terminaría el proceso de ocupación de la zona continental, conocida como Río Muni.  En el siglo XX comienza la explotación intensiva de la colonia, donde las condiciones laborales son de práctica reducción a la servidumbre. España no sería muy diferente de las otras potencias coloniales en los métodos impuestos a los habitantes nativos de África.  En 1926 fue creado la colonia de Guinea Española y los pocos reyes tribales, sus gobiernos tradicionales fueron disueltos, terminando en 19360 con el encarcelamiento del rey bubi de la isla Bioko, llamado Malabo.

 La colonia tuvo un pobre desarrollo, dado las limitaciones de España, que se potenciaron después de la guerra Civil. Durante la República, no se hizo nada para mejorar el nivel de vida de la población nativa, que continuó sometida a un régimen de segregación y trabajos forzados. Durante el régimen franquista, hubo cambios administrativos, creándose en los 50 las provincias de Fernando Poo y Río Muni. En materia económica, bajo un régimen de características militares, comenzó una explotación con mayor intensidad de los recursos, especialmente cacao, aceite de palma, maderas preciosas, etc.  En los 50 surge la figura de Acacio Mañé Ela, del movimiento de liberación nacional de Guinea Ecuatorial, que desapareció en circunstancias aún no aclaradas, posiblemente en manos del régimen colonial.

Los vientos d descolonización no pudieron ser evadidos por Madrid. En 1963 se fijó un régimen de autonomía, donde el régimen español buscaba de alguna manera prolongar su presencia por tiempo indeterminado.  Las Naciones Unidas presionaron y a fines de los 60 fue preparada la Conferencia Constitucional. En 1968 bajo supervisión internacional, el 63% del electorado se mostró favorable a la independencia, que fue formalmente otorgada el 12 de octubre de 1968. La Constitución reconocía la autonomía de las dos provincias históricas y un régimen parlamentario. España mantuvo una discreta presencia militar hasta los tiempos oscuros del dictador Francisco Macías Nguema. Este fue electo en las primeras – ya tal vez únicas elecciones – libres que se llevaron a cabo en el país.  Este personaje de orígenes muy modestos, empleado de la administración colonial, y sin gran formación intelectual, logro llegar a ser vicepresidente del gobierno autónomo bajo dominación española. Considerado personaje servil y manipulable a los intereses españoles, facilitaron su ascenso hacia las máximas responsabilidades. En la conferencia constitucional, Macías se mostró anticolonial y nacionalista, se acercó a su grupo étnico, el fang, y el entonces funcionario servil, se mostró como un nacionalista ferviente.  Macías al ser electo presidente, ya no se consideraba católico, era crítico con la iglesia.

Los tiempos oscuros.

El régimen español, a pesar de la política moderada de Macías en un primer momento, pero que se deterioraron al quedar sin recursos el país, por una maniobra económica de Madrid, que dejó sin dinero – dado que Guinea no tenía moneda propia – para pagar los gastos de funcionamiento. Esto generó una crisis que terminó con la movilización de las Juventudes en Marcha, organización juvenil que apoyaba a Macías que amenazó a los colonos españoles, el clima de tensión continuó, llevando a España a ordenar la evacuación de 7.500 ciudadanos y tropas de la Guardia Civil. Se vivieron momento de mucha tensión. Los ciudadanos evacuados se fueron con lo puesto.  Esta evacuación tuvo sus consecuencias económicas, dado que los colonos constituían no solo los responsables de la administración de las explotaciones agrícolas y madereras, sino había profesionales que brindaban asistencia de salud, para un país, que carecía de cuadros formados.  En marxo de 1969, bajo la supuesta sospecha de un golpe apoyado por España, comenzó la dictadura. Los partidos fueron abolidos, se creó el Partido Único de los Trabajadores, y se proclamó presidente vitalicio.  Hubo elecciones en 1972, donde obtuvo el 99% de los votos, quienes votaron en contra, terminaron en la cárcel, bajo condiciones atroces. Por decreto, fijó la pena de muerte a quienes “ofendieran a su persona”. En el delirio de su régimen se adjudicó una serie de títulos Líder de Acero”, “Maestro de Educación, Ciencia, Cultura y Artes Tradicionales”,”Único Milagro de Guinea Ecuatorial”, “Gran Líder Popular Revolucionario de Guinea Ecuatorial”, “Fundador Máximo del Estado Guineano”, “Jefe Supremo de la Revolución Guineana”,  “Primer Trabajador del Pueblo Trabajador de Guinea Ecuatorial”, “Padre de todos los niños revolucionarios”,  “Honorable y Gran Camarada. Un delirante, psicópata y asesino.  El régimen se sumergió en la oscuridad y a eliminar brutalmente a los opositores o presuntos opositores al régimen.  Los hijos de matrimonios mixtos, entre europeos y guineanos, les fue impedido salir del país. Mientras tanto, el régimen se aproximó a Pekín, obteniendo facilidades para entrenar milicias, que durante la crisis de los colonos, se encargaron de cometer todo tipo de violencias.

La creación del Partido Unico Nacional de los Trabajadores, significó que la afiliación era obligatoria a partir de los siete años de edad. Ni en los peores regímenes totalitarios se impuso la afiliación a menores de edad. LA brutalidad es comparable a la del régimen de Pol Pot en Camboya.  Un relato de cómo actuaban las milicias pone en evidencia que tipo de régimen imperaba en Guinea. “La milicia popular cogió palas, picos y mazas y comenzó en ese momento

uno de los más tétricos y espantosos espectáculos… Empezaron a golpear a los prisioneros, que por otro lado se ahogaban en aquella viscosa agua en estado de descomposición, y que se agarraban a los  bordes de la excavación con los dedos sangrando y con las uñas astilladas. Cada vez que alguno de ellos intentaba respirar aquel aire saturado y cargado de violencia y de silencio, las “Juventudes en Marcha con Macías” golpeaban con sus palas o sus picos las cabezas de aquellas amorfas figuras humanas rebozadas de fango y sangre en donde difícilmente se podía apreciar donde estaban la boca y los ojos. Solamente cuando cualquier movimiento, por mínimo que fuera, se detenía en el interior de aquella fosa pestilente, los verdugos cesaban su apasionante diversión del Corpus. La operación, sin embargo, se repitió al día siguiente con nuevos prisioneros. Los espectadores silenciosos, obligados por la Guardia Nacional a presenciar gratuitamente aquel espectáculo ofrecido por el presidente Macías Nguema Boyono, ahogaban una contenida arcada de terror, de dolor, de asco. Cientos de personas han muerto en forma similar (GUINEA ECUATORIAL EL AUSCHWITZ DE ÁFRICAPor Cynthia Caden http://www.alerta360.org).  El régimen perverso, imponía a los familiares prestar conformidad para la ejecución de sus parientes presos. Quienes se negaban, eran eliminados. Asi se impuso un sistema de delaciones, donde todos eran sospechosos.

El régimen sobrivía a la ayuda prestada por Moscú y Pekín, además había una presencia de asesores cubanos, chinos, norcoreanos.  La ayuda prestada por ellos, cayó en saco roto, por un régimen realmente incompetente y corrupto. Se estableció un régimen de trabajo obligatorio, donde los empelados esperaban meses por el pago de sus salarios. El régimen prohibió el uso del término “intelectual” y muchos maestros y profesores fueron fusilados, por ser considerados opositores potenciales. Muchos profesionales, o con cierta educación, los que pudieron huyeron. El odio se trasladó a los habitantes de la isla de Annobón, abiertamente favorables al régimen colonial. Ellos fueron condenados al aislamiento, lo que costó muchas vidas con epidemias y enfermedades.  Fueron cerrados colegios privados o controlados por la Iglesia Católica. Esta fue prohibida también

En el medio de penurias, el dictador gastó 12 millones dólares en un palacio presidencial, al mismo tiempo cerraba un centro de tratamiento para la lepra para enviar a sus pacientes a sus lugares de origen. Las consecuencias de ello, fueron trágicas.  En 1974 el régimen ordenó enrolar a menores entre 7 a 14 años para prestar servicio militar, los padres que se opusieran serían fusilados.  Las condiciones atroces de trabajo de las plantaciones, llevó a la huida de 20.000 de los 30.000 nigerianos contratados para ello.  La situación dramática llevó a la intervención del gobierno de Nigeria que evacuó al resto de los trabajadores. En el muelle hubo incidentes que le costó la vida a una decena de personas, luego que tropas de Macías abrieran fuego.  La salida de estos trabajadores, llevó al reclutamiento obligatorio de hombres entre 16 a 40 años.

El régimen había provocado la huida de 160.000 personas (un tercio de la población estaba fuera), tener 4.000 presos políticos y 30.000 sometidas a trabajo forzado, además de haber exterminado a 80.000 por diversos medios brutales..  La situación llevó al país a la ruina en todo sentido, a tal punto que los hospitales no podían brindar servicios adecuados, por falta de medicamentos y personal formado. Fue prohibida la importación de medicamentos de Europa, destruyó la flota pesquera por temor que la gente huyera, cerró fronteras, En el medio de este delirio, su propia esposa huyo.  Su régimen estaba en manos del clan tribal, familiares y allegados. Y sería de este entorno que vino su final.  En 1978, la generación eléctrica dejó de existir, solo las embajadas y el palacio del dictador tendrían luz permanente.

El régimen significó la matanza de decenas de miles de personas, llevar al país al atraso y aislamiento internacional. Su comportamiento llevó que las misiones de países de la órbita socialista retiraran su apoyo.  La falta de pago de salarios del ejército, llevó a su sobrino Teodoro Obiang a derrocar al dictador en 1979, luego de una semana de luchas. En un juicio sumario, Macías y sus colaboradores fueron fusilados.  Fue solo un respiro, dado que el país, reemplazaría una dictadura por otra.

Un país desigual y corrupto

El actual presidente, Teodoro Obiang, en los días de su tío Macías, era el Jefe del sistema penitenciario del dictador, para luego asumir el rol de ministro de defensa. Eliminado su tío y sus principales secuaces, prometió al pueblo un período de transición para normalizar el país. Que se podía esperar de un personaje que hasta hacía poco había sido el carcelero de un régimen atroz. El pueblo harto de tanta represión, creyó las promesas de Obiang. En 1982, Naciones Unidas lo asistieron para redactar una Constitución, que nunca cumplió. Se han presentado desde entonces a elecciones a presidente, siempre bajo sospechas de fraude (las elecciones las gana por el 97% de los votos). En 1996, el país se transformó en productor petroleros, recibiendo 10.000 millones de dólares en inversiones. El PIB creció un 5.000%, pero los beneficios nunca llegaron a los 1.2 millones ecuatoguineanos. Human Right Watch en un informe de 2007, además de indicar que la violación a los DDHH era una realidad evidente, el país que debería tener un estándar de vida similar al de Luxemburgo, sigue teniendo importantes bolsones de miseria y atraso. Un ejemplo, es que en países desarrollados se gasta un 6% del PIB en educación, Guinea invierte un 0.6%. Las acusaciones contra el régimen de Obiang son serias. Entre ellas, legalizar el consumo de bang, una variante de cannabis africana. A pesar que su tráfico esta prohibido, existen indicios según medios internacionales y organizaciones de DDHH, que el gobierno esta ligado al tráfico de este estupefaciente. 

Guinea Ecuatorial que emergió de un estado de caos, en un primer momento pareció acercarse a España, pero dado que la oposición está exiliada en este país, el nuevo régimen se acercó a Francia y los países africanos sujetos a su influencia económica, adoptando como moneda el franco CFA (Comunidad Financiera Africana). Un viejo incidente de fronteras con Gabón, puso de manifiesto el interés de las petroleras francesas por Guinea Ecuatorial y que de alguna manera han logrado que política y económicamente el régimen estuviera cercano a París. Incluso parte de la cuantiosa fortuna de la familia gobernante tuvo como destino Francia.  Las relaciones con Francia y los países franceses, explicó la retirada del reconocimiento de la República Saharaui, ante el acercamiento político con Marruecos (que brinda apoyo militar a la seguridad presidencial de Guinea Ecuatorial). A pesar de ser ilegal de dejar sin efecto el reconocimiento de un Estado, esto ha sido un gesto simbólico a las nuevas relaciones con Rabat.

A pesar de haber abolido el unipartidismo en 1991, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial, que es el oficialismo, monopoliza la vida política y la oposición tiene  serias dificultades para funcionar. En un informe del Departamento de Estado de 2007 puso en evidencia las presiones que sufren empleados públicos para ser adherentes al partido del gobierno. La corrupción está a la orden del día. La isla de Annobón llamada por expertos para haber sido un paraíso turístico, por sus playas y paisajes, en un depósito de basura tóxica, recibiendo el jefe de estado un beneficio por ello de US$ 200 millones. Las consecuencias, no solo es la miseria de los isleños, sino Dos de cada cinco niños de dicha isla sufren de poco peso, anemias y enfermedades estomacales.  Esto se sabe por fuentes internacionales, dado que en el país no existe prensa libre. Las excusas de tanta represión, son las amenazas de golpe, que nunca fueron realmente constatadas como tales por observadores exteriores, con alguna excepción antes de 1991. En 2004 el periodista Nicholas Shaxson, relató como los guardaespaldas marroquíes del presidente, le cortaron las orejas en un reportaje dado a la BBC.  Ser periodista extranjero, es un serio riesgo, especialmente si se busca indagar sobre la represión política y la corrupción.  Las denuncias sobre la represión de la dictadura nos hablan de millares de personas muertas en circunstancias aún no aclaradas.

Obiang es multimillonaria, se sabe que ha enviado dinero por US$ 700 millones a Estados Unidos, mientras el 65% de la población vive con menos de un dólar. La mortalidad infantil trepó de 103 por mil, a 127 en 2007.  Recordemos que Guinea Ecuatorial esta por debajo del puesto 150 en la encuesta de Transparencia Internacional, reconocida entidad de lucha contra la corrupción.  No cabe duda que este flagelo es factor de atraso.

El petróleo ha sido explotado en gran parte por empresas de Estados Unidos, país que considera a Guinea Ecuatorial como factor importante para sus intereses. A pesar de los informes negativos en materia de derechos humanos, las petroleras gracias a la mano de obra barata, un gobierno dócil, les ha permitido actuar con gran libertad. En segundo lugar operan empresas francesas, con base en Gabón (ex colonia francesa hasta 1960), británicos y españoles. Los intereses petroleros están estrechamente ligados a las relaciones vecinales. En su momento Gabón tomó por las armas un islote, que le ha permitido a petroleras francesas acceder a importantes reservas de crudo.  La competencia petrolera puede tener impacto en la estabilidad política a largo plazo. África se está convirtiendo en un campo de batalla entre las antiguas potencias coloniales, destacándose el caso de Francia, China y ahora Estados Unidos, preocupado de la influencia global del gigante asiático. Los recursos petroleros de Guinea pueden ser objeto de esta competencia y ello decidirá la suerte del régimen en el mediano y largo plazo.

En un escándalo que revelo diario El País de España en 2017 (https://elpais.com/internacional/2018/07/10/actualidad/1531222203_547441.html) , donde fue detenido un ex asesor de origen ruso Vladimir Kokorev, nacionalizado español, puso en evidencia la contratación de personal mercenario para tripular aeronaves y buques, lo que pone en evidencia la desconfianza del régimen en sus reducidas Fuerzas Armadas (2400 efectivos) y que el mismo dictador, según el citado diario, eran de dudosa efectividad combativa. Este agente, ha adquirido armamento ruso y ucraniano para Guinea Ecuatorial, que ha logrado contar con una fuerza modesta pero con ciertas capacidades, tomando en cuenta las capacidades de los países de su entorno. Brasil, anunció la venta de corbetas tipo Barroso, en una visita que hizo Obiang a dicho país, pero desconocemos si el contrato llegó a cerrarse. Además de la necesidad de contar con fuerzas leales al régimen, el país está en un área donde la piratería es un mal creciente.

Un paraíso convertido en infierno

Guinea Ecuatorial en su momento generó el interés para convertirlo en una meca del turismo, además de tener un gran potencial en materia agrícola, pesca y ahora el petróleo. Están dadas las condiciones para que la salud sea gratuita y de primer nivel (el país cuenta con un solo hospital importante y la gente de pagar para que sea atendida), y tener un nivel de vida como del Primer Mundo. Esto no ha sido posible por la corrupción, donde la familia gobernante y sus allegados, se han  apoderado de las riquezas. En un informe de la BBC, el hijo del dictador, Teodorín, ahora vicepresidente, amasa una incalculable fortuna de la que presume en sus redes sociales: palacetes con grifos bañados en oro en París, un garaje repleto de coches de lujo Rolls-Royce, aviones privados… En la actualidad, está siendo juzgado en la capital francesa por corrupción y malversación de fondos públicos supuestamente sacados de su país. Incluso medios internacionales hablan que Teodorín contrató la construcción de un yate de lujo por millones de dólares.  El diario El País citó un informe del Departamento de Justicia de EEUU, después de amasar 286 millones de euros mediante la malversación de fondos, la extorsión y el blanqueo de dinero, Obiang “se lanzó a gastar el dinero de la corrupción a diestro y siniestro en Estados Unidos”. Los jueces europeos que han  investigado los casos de corrupción, hablan de millones de dólares, cientos de millones en bienes de lujo, mientras tanto la expectativa de vida es de 57 años para los hombres y 60 para las mujeres, uno de los niveles más bajos del mundo.  Sin ninguna duda, la corrupción que ha llegado al nivel más insoportable, convirtieron a este pequeño país, en un infierno.