el minuto

Noticias

Situación en Israel: Conflicto en Gaza Alcanza Nuevos Extremos

El Minuto | En octubre de 1973, Israel fue sorprendido por un ataque simultáneo de dos frentes. Egipto había logrado, que los servicios de inteligencia israelíes, subestimaran el grado de amenaza. En el día más sagrado para el judaísmo, el Yom Kippur, un asalto masivo de miles de soldados egipcios y sirios, pusieron a Israel en una situación comprometida. El mundo contuvo la respiración, mientras miles de hombres en las arenas y piedras del Sinaí, como en las rocas el Golán, peleaban con dureza. El estado israelí, se jugaba una vez más su existencia.

Por Jorge Alejandro Suárez Saponaro | Director de Diario El Minuto para Argentina

El país superó la prueba. Cinco décadas después, en el marco de una festividad religiosa judía, Israel sorprendido por un audaz ataque del grupo terrorista Hamas, llevándose consigo a su “santuario” en Gaza, rehenes: niños, mujeres, ancianos, verdadero crimen de guerra, además de provocar la muerte de cientos de personas con su ataque con cohetes.

En mayo de 2023, Yihad Islámica Palestina, lanzaba un ataque sorpresivo a territorio israelí. Allí fue probado un cohete de 85 km de alcance, seguramente para evaluar la respuesta de Israel con su famoso dispositivo conocido como “Iron Dome”. Dicha organización opera en la Franja de Gaza, gobernada desde 2006, por el grupo terrorista Hamas. No cabe duda que este grupo, más numerosp, tomó nota del breve conflicto de la YIP e Israel, y muy particularmente, el aliado táctico de estos grupos, Irán.  Asimismo, Hamas movilizó sus fuerzas militares y puso en alerta la Cámara o Comité de Operaciones Conjuntas, un comando operacional que coordina el esfuerzo de las ramas militares de los citados grupos terroristas. YIP puso en evidencia, a pesar de los años de bloqueo y sanciones, un elevado nivel de operatividad y alistamiento de sus medios.

Viendo las cosas en retrospectiva, dado las operaciones lanzadas por Hamas en octubre de 2023, es altamente probable que las acciones de la YIP, haya sido una evaluación de la respuesta israelí además de una maniobra de distracción, dado la inacción de Hamas, y por ende es probable que los responsables de la seguridad de Israel, no hayan evaluado con precisión la proximidad de un ataque a la escala observada en los primeros días de octubre de 2023.

Israel ha vivido en estos meses una escalada de la violencia que afecta a Cisjordania.  El gobierno formal palestino, perdió legitimidad frente a la población, especialmente los jóvenes. Pobreza, desempleo, falta de perspectivas ante una Autoridad Palestina, incapaz de hacer algo por esta dura realidad, le resta apoyos, sin olvidar la corrupción.

Esto ha sido capitalizado por los grupos terroristas, sin olvidar los errores de la política israelí en lo referente a las “colonias”, Esto ha permitido que el discurso de los grupos terroristas tenga una fuerte implantación en sectores palestinos, que se tradujo en una escalada de violencia y alcanzar un mayor grado de consenso social. El gobierno israelí, enfrascado en sus conflictos políticos con la reforma judicial y otras cuestiones de la política doméstica, no evaluó correctamente el proceso de radicalización de sectores de la sociedad palestina, y solo ha respondido con acciones de neto corte punitivo.

El grupo Hamas, en el marco de una verdadera estrategia sin tiempo, logró nuevamente reconstruir la infraestructura necesaria para producir cohetes, de mayor alcance, precisión, además de mejorar la preparación para el combate de sus milicias. Su componente militar, Brigadas Izz al-Din al-Qassam creadas, en 1991, tiene una amplia experiencia militar y una eficaz estructura de seguridad, que le ha permitido reconstruir sus unidades e infraestructura, en el marco de las distintas operaciones llevadas por Israel contra dicho grupo.  La victoria en 2007 frente al Fatah, consolidó el poder territorial de Hamas, esto permitió gracias a la permeabilidad de la frontera egipcia, crear una importante red de economía informal, que facilitó el financiamiento del grupo, además de la ayuda externa que recibe. El control de la Franja le permite recaudar impuestos y contar con recursos humanos para su rama militar.

En otras palabras, Hamas creó en Gaza un “estado terrorista” de facto.  Israel, optó por razones políticas, tener una política de contención, imponiendo el bloqueo por aire, tierra y mar, con ciertas limitaciones de carácter humanitario. Varios miles de gazatíes trabajan en Israel, de alguna manera, estos trabajadores ayudan a movilizar la pequeña economía de la Franja de Gaza, que aprovecha el gobierno de Hamas.

En 2008, durante la llamada Operación Plomo Fundido, donde las fuerzas israelíes ingresaron a la Franja de Gaza, las fuerzas militares de Hamas, adquirieron una valiosa experiencia operativa, a pesar de la derrota que sufrieron que impidió por un tiempo que llevara a cabo lanzamientos de cohetes a territorio de Israel. Se estima, en ese entonces, las fuerzas de Hamas contaban con 16.000 combatientes. 2000 de esos efectivos, eran considerados de elite, con adiestramiento en Líbano, Siria e Irán.

En otras palabras, eran cuadros profesionales, que proveían de liderazgo a milicianos a tiempo parcial.  El aparato militar y de seguridad, fue adquiriendo una estructura más compleja, al tener un mando conjunto que coordina la rama militar del Hamas como la Policía, servicios de seguridad y los integrantes de organizaciones terroristas como YIP o el Comité de Resistencia Popular.  Asimismo, los líderes del Hamas organizaron a la Franja de Gaza en regiones militares, adoptando un modelo de mando descentralizado y flexible.  

Los años de bloqueo y choques con Israel, permitieron al grupo adquirir experiencia para el desarrollo de un sistema logístico apoyado en la infraestructura civil de la Franja de Gaza.  Los puestos de mando, centros de comunicaciones, elementos de sanidad y logística, se confunden con el paisaje urbano y los campos de refugiados. Los ataques israelíes a estos objetivos, generalmente tienen víctimas civiles, que son empleados para un aceitado sistema de propaganda dentro y fuera de Gaza. Dado que la diferencia entre población civil y combatientes del grupo terrorista Hamas es difuso, impone serios desafíos a las reglas de empeñamiento de las Fuerzas de Defensa de Israel, con sus consecuencias políticas internas y externas.

En los distintos enfrentamientos entre Hamas e Israel, observamos, que las fuerzas terrestres del citado grupo terrorista, operaba básicamente como defensa territorial y de protección del comando político militar en Gaza, mientras que las fuerzas de artillería, tenían un rol táctico ofensivo, junto a los comandos suicidas.  En 2008, Hamas contaba con seis brigadas, cada una dispone de un batallón, y una organización flexible apoyada con elementos de defensa antiaérea, antitanque, ingenieros, comunicaciones y logística.

El apoyo iraní, se tradujo en una mejora sustancial de la capacidad de producción de cohetes de mayor alcance a escala industrial, además de mejoras en el entrenamiento, planificación, inteligencia y conducción de las operaciones. La respuesta israelí fue el sistema “Cúpula de Hierro”, la construcción de barreas físicas y un sistema de vigilancia, apoyado con globos cautivos, drones, patrullas, y sensores, lo que sin ninguna duda llevó al liderazgo de Hamas y sus patrocinadores iraníes a replantear la estrategia en el plano militar.

El arriesgado juego geopolítico de Israel

La guerra de Ucrania, trajo aparejado un abierto enfrentamiento entre Estados Unidos y sus socios de la OTAN con Rusia. El éxito de los procesos de paz en Oriente Medio, tuvo a Moscú con un rol importante, siendo ejemplo de ello, el Acuerdo Nuclear con Irán durante la administración Obama.

La política de contención, buscaba de alguna manera que Teherán aceptara determinadas reglas de juego y optara por abrir las puertas al control a su programa nuclear, a cambio de reducir el impacto de las sanciones económicas.  El triunfo del gobierno de Trump, rompió con esta situación, y abrió las puertas para que los sectores duros, bajo el amparo del líder iraní, Ali Jamenei, regresaran al poder.

El régimen, a fin de descomprimir tensiones internas, apuesta al frente externo, incrementando sustancialmente su influencia regional, especialmente ante la supervivencia del régimen de al Assad, la imposibilidad de los saudíes y sus aliados de derrotar al gobierno de los hutíes en Yemen, coloca a Teherán en una situación favorable desde los geopolítico. 

El repliegue de Estados Unidos de Afganistán, fue sin ninguna duda, vista como un acto de debilidad. La crisis COVID 19, puso también en evidencia, la falta de liderazgo de Washington.

Israel observó, que su principal aliado, Estados Unidos, por el conflicto de Ucrania, comenzó a tener un rol cada vez más limitado. Esto impulsó a maniobrar geopolíticamente, con los llamados Acuerdo de Abraham, más allá del rol del Departamento de Estado en este proceso, no cabe duda que la voz cantante fue israelí. El objetivo contener a Irán y limitar cualquier escenario de colusión frente al avispero palestino, como también poner evidencia el riesgo para la seguridad regional, lo que implica un Teherán con armas nucleares.

En una primera instancia el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Irán y Arabia Saudita con mediación china, parecía alejar ciertos nubarrones. Estados Unidos subió la apuesta y con el objetivo de recuperar espacio perdido, impulsó el acercamiento Israel y Arabia Saudita, algo que para la opinión pública musulmana tiene un fuerte impacto. El régimen saudí es custodio de los lugares más sagrados del Islam, y un acuerdo con el país que es considerado como un enemigo para los países musulmanes, puede generar tensiones.

El príncipe heredero saudí Mohammad bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud, puso una serie de condiciones, a la propuesta de Washington, que incluía el acceso a tecnología nuclear para un programa civil y la transferencia de tecnología para enriquecer uranio. Los iraníes, sin ninguna duda interpretaron este pedido, como una posibilidad para su rival geopolítico, pudiera contar con un arma nuclear antes de lo esperado. Las declaraciones de Bin Salman de obtener un arma nuclear si Irán, llegaba a contar con ella también, aceleraron los tiempos y es muy probable que el ataque de Hamas, sea parte de la maniobra de Teherán para golpear indirectamente a Israel y mostrarse ante la opinión pública regional, como el único actor que realmente hace algo por los pueblos islámicos. 

Por otro lado, Estados Unidos, al conceder la posibilidad a los sauditas de tener capacidad de enriquecer uranio y abrir las puertas para que tengan armamento nuclear, incrementa sustancialmente el riesgo de escalada. Un actor, que es parte de la OTAN, no le gustará para nada que haya un competidor a sus sueños geopolíticos, estamos hablando de la Turquía de Erdogan, que ha mostrado algún tipo de apoyo a Hamas. Es otro desafío para la estrategia israelí en la región.

Israel, que tradicionalmente ha sido considerado una potencia militar con capacidad nuclear, perderá esta posición privilegiada, si Arabia Saudita inicia el mismo camino, por ende, su poder negociador ya no será el mismo. Estamos ante una posible alianza táctica, no estratégica, dado que el enemigo común es Irán. Otro tema no menor, que exigencias tendrá Riad, respecto a la cuestión palestina, para alcanzar un acuerdo con Jerusalén, y no quedar en entredicho con la opinión pública regional, dado que los saudíes buscarán desplazar a Irán como actor relevante en este conflicto.

Los acuerdos de paz, no impedirán que exista un importante sector de la opinión pública regional, que siga siendo hostil a Israel, como sucede con Egipto, que impacta en su frente interno. Este “clima” puede ser explotado por Teherán, que se ha convertido en un experto en maniobras desestabilizadoras (se estima que los iraníes tienen el control directo o indirecto de decenas de miles de combatientes de organizaciones armadas en la región). No cabe duda que el gobierno de Netanyahu, navega en aguas turbulentas.

La guerra con el Hamas 

En la madrugada del 7 de octubre de 2023, las fuerzas del grupo terrorista Hamas, lanzaron un ataque por aire, tierra y mar a Israel, con una magnitud nunca vista. Los terroristas la denominan “Diluvio de Al Aqsa”. La operación, puso en evidencia un planeamiento detallado, buena inteligencia táctica y una eficaz coordinación en el ataque hacia los distintos objetivos. Miles de cohetes fueron lanzados, junto con acciones terrestres, donde mostraron capacidad de llevar a cabo acciones convencionales.

En pocas horas, murieron unos 300 israelíes, agregándose que los combatientes de Hamas secuestraron a cientos de personas, incluyendo niños y adultos mayores de poblaciones vecinas. Todo ello fue filmado por los terroristas. Este tipo de actos son crímenes de guerra. El primer ministro Netanyahu, en un mensaje a la Nación, señaló que Israel estaba en estado de guerra.

El ataque de Hamas fue una verdadera sorpresa táctica, consecuencia de años de experiencia de combates con Israel y de la larga sombra de Irán, que sin ninguna duda ha provisto del apoyo necesario para llevar a cabo las acciones del 7 de octubre.  Estamos hablando de meses de planificación y una capacidad, que sorprendió a muchos, en cuanto a las intenciones y la probabilidad de llevar a cabo acciones armadas contra objetivos israelíes.  A nuestro entender, este “talento” sin ninguna duda tiene el sello de Teherán. Por otro lado, el momento elegido para el ataque coincide con el recuerdo de la guerra de Yom Kippur y un día sábado, día que las actividades en Israel descienden significativamente.

Las fuerzas de Hamas emplearon drones, embarcaciones ligeras y hasta parapentes motorizados para infiltrarse en las fronteras israelíes, bajo la cobertura del fuego de miles de cohetes. No cabe duda que los mecanismos de seguridad fronterizas fallaron por parte israelí. Cabe agregar, que en el debate estratégico que debe llevar a cabo Israel, será el adoptar acciones más contundentes sobre Gaza, para desmantelar la infraestructura logística e industrial, que ha permitido al Hamas, producir miles de cohetes que han surcado el cielo israelí, sembrando el terror en la población civil, además de generar muertes y destrucciones.

Hamas, dio un golpe propagandístico sin precedentes, elementos armados de la organización, entraron a diversas localidades secuestraron civiles, incluyendo adultos mayores, niños y mujeres. En muchos casos, fueron sacados de sus hogares de manera violenta. Fuerzas israelíes lograron rescatar a rehenes retenidos por los terroristas, pero el resto de los secuestrados están ya en Gaza y se desconoce su paradero.  Es altamente probable que Hamas busque utilizar a los rehenes civiles y militares, como “moneda de cambio” por el millar de terroristas detenidos en Israel, además de seguramente exigirá cambios sobre el bloqueo impuesto a Gaza, desde que dicho grupo gobierna aquel territorio.

Un aspecto llamativo en los medios, fue que ante el secuestro de civiles israelíes, no se habla que ello implica la violación de los Convenios de Ginebra, y conforman crimen de guerra. Además, nos hablar como “militantes” a los integrantes del Hamas, cuando este grupo, es una organización claramente terrorista. En sus inicios, su historia de violencia, estuvo marcada por los atentados suicidas contra objetivos civiles israelíes, como también contra palestinos opositores a su agenda.

El riesgo de un conflicto de mayor magnitud, se incrementa, si el poderoso grupo terrorista Hezbollah, es movilizado por Irán, abriendo un nuevo frente en el norte de Israel. En este caso, estamos ante un grupo, con capacidad de golpear objetivos israelíes fuera de la región, además de contar con miles de combatientes forjados en los campos de batalla en Siria y con mayor poder de fuego que Hamas. Pero, las Fuerzas de Defensa de Israel, están en alerta por el ataque de Hamas, por ende, un ataque llevado a cabo por los terroristas de Hezbollah, encontrará a las fuerzas miliares hebreas, listas para responder.

Las fuerzas israelíes, tendrán que librar una dura batalla en las calles de Gaza. Las milicias de Hamas y demás socios terroristas, utilizaran tácticas de combate urbano, bajo el concepto “casa por casa”, donde será dificultoso diferenciar civiles de los terroristas. Hemos observado que no todos usan uniformes, sino visten ropas civiles. El sistema de comando y control de la rama militar del citado grupo, utiliza infraestructura civil para ocultarse.

En otras palabras, los grupos terroristas que operan en la Franja de Gaza, utilizaran a sus habitantes como escudos humanos, agregándose que estamos ante un enemigo, que libra una guerra sin reglas. Ejemplo de ello, la masacre de 250 israelíes que participaban de un concierto por la paz, en un ataque aerotransportado por parte de terroristas o exhibir el cuerpo de la ciudadana alemana Shani Louk, asesinada brutalmente durante el citado ataque y mostrada como trofeo por elementos del Hamas.  La cifra de muertos del lado israelí llega a los 700 y más de dos mil heridos.

Estamos viendo en vivo y en directo, lo que muchos venimos diciendo, sobre el tipo de guerras que se libran y librarán en el siglo XXI, los llamados conflictos híbridos.  No hay una clara distinción entre combatientes y civiles, combinado con propaganda, actos de terrorismo, operaciones convencionales y no convencionales., llevado a cabo por agentes desestabilizadores, o proxies, como Hamas o Hezbollah, bajo el patrocinio estatal, en este caso Irán.  

Hace cincuenta años, Israel, estuvo en una situación de peligro extremo, y pagó un alto precio para alcanzar la paz. En estas horas oscuras, la dirigencia política israelí, debe lidiar con el riesgo de una escalada del conflicto y sin ninguna duda, las operaciones militares, tendrán un elevado costo en vidas de los soldados israelíes para restablecer la paz, como aquellos días aciagos de 1973.

Nacional

El Minuto | El diputado del Partido Socialista (PS), Daniel Manouchehri, ha presentado una polémica propuesta que busca la prohibición del ingreso de ciudadanos venezolanos...

El Minuto | El Presidente Boric, ha manifestado su indignación ante los comentarios de Gustavo Alessandri, presidente de la Asociación de Municipalidades de Chile (Amuch),...

El Minuto| En un lamentable incidente ocurrido la noche de este miércoles, un valiente funcionario de Carabineros perdió la vida tras enfrentarse a un grupo...

El Minuto | El excandidato presidencial José Antonio Kast, junto con otros miembros destacados del Partido Republicano, ha emprendido un viaje a El Salvador para...

El Minuto | Un hombre perdió la vida trágicamente este miércoles en la comuna de Maipú, en la región Metropolitana, luego de recibir múltiples disparos....