El Minuto

Noticiero

Chauuuuuu 2020, Bienvenido 2021!!!

Para ir cerrando ciclos, y auspiciar los deseos de prosperidad de un bendecido 2021, quiero hacer llegar a todos el merecido agradecimiento en especial a Oed Marcelo y a todos los corresponsales de este medio digital «Diario el Minuto», a quienes estamos en Argentina y a quienes están en países vecinos o no tan vecinos.


Por: Daniel Defant | Corresponsal del Diario el Minuto en Argentina


2020 es un año difícil de cerrar, como para decir a todos que fue uno de los peores años en la historia universal, o excelente según la óptica y las circunstancias con que se lo mire.

Siempre apostando a un futuro mejor no quiero hacer repaso de lo vivido, esto daría para escribir un código o redactar un libro, a lo que no estoy dispuesto a dejar pasar para en algún futuro lejano o no muy lejano otras generaciones puedan hacer reflexiva lectura de los aconteceres sucedidos en el medio de estos cambios bruscos que conlleva un auténtico “cambio de era”.

En lo personal y en medio de tantos encierros puedo afirmar que ha sido un tiempo de preparación para localizar el ADN del nuevo tiempo que se nos viene.

Caminemos despacio, detrás de todo lo malo hay un mundo con una vida nueva esperándonos a todos los sobrevivientes.

2020 fue el año de la “paciencia” ante tantos arrebatos de todo aquello que en su máxima expresión fue indicador de poner freno a tanta prisa, locura y desgarro.

Acá estamos económicamente un tanto mejor o peor, para algunos u otros en el gran desborde de la tras tienda global que nos puso en jaque sin entender los porque o el cómo… todo forma parte de la misma muerte que es además parte de la vida.

Aquel tiempo que llamamos cronológico y marcha al compás de agujas y almanaques se detuvo, para hacernos vivir un tiempo intensidad que es vivencia, y llevarnos a un largo camino reflexivo cuyas enseñanzas son mostrarnos toda la miseria humana en sus más íntimas convicciones.

Sucedió y sucedió en el momento estelar en busca de algún equilibrio en nuestro modo de vivir y de pensar.

Estamos recibiendo 2021 esperanzados, con muchas dudas, temores de un rumbo aun no demasiado bien definido.

Sabemos que a muchas cosas de aquel pasado jamás podremos volver porque sería estar a destiempo y a un solo paso del abismo.

Hubo muchas perdidas, no solo económicas sino humanas que son las más sentidas, las que más valen y cuentan en el medio de esta guerra biológica fría, no es covid-19, no se trata de las sars, ni de virus con nombre de corona… se trata de otra cosa solo para entendidos que lo saben a pie de letra, que no lo digan o nos expliquen a todos pasa por otra cuestión, más de lo mismo: “ocultar”, esto es mejor tapar lo que ha sido dado como parte de un plan perfecto; quizás el de cada uno, o el de toda la humanidad para desechar lo que no sirve sin medir las consecuencias o hasta donde en el fondo la cuestión llega.

La gran bronca; ¡¡¡es la que nos hace exclamar que 2020 fue año de mierda!!!

Ya poco interesa cuando es momento de trazar el rumbo de un nuevo camino a seguir y ser con lo poco que nos queda: “agradecidos”.

Agradecidos de estar para contarlo.

¡¡¡Y poder decir que el mejor de los deseos es que en 2021 volvamos a abrazarnos!!!

Los abrazos son los generadores de toda la energía que hoy nos está faltando mientras recargamos pilas y esperamos el momento adecuado para así hacerlo.

Los tiempos de Dios son exactos y perfectos.

Todos en algún Dios creemos: Zeus, Jehová, o alguno del imperio romano o también judío.

¿Qué más cuenta la historia sobre el beso de Judas?…

Si en aquella piel y aquel beso quedo todo dicho y plasmado.

Quien es el mejor entregador: “el mejor amigo”…

La ciencia hoy trabaja a rajatabla en la creación una vacuna, menos aquella que erradica toda hipocresía.

Para pensar en positivo vamos a sostener que 2020 es la base del 2021, y fue excelente como base construida sobre la enfermedad, la muerte y el desgarro… ha sido un año de caídas, pero seguimos de pie en nuestro mismo barco que navega y no se hundió.

Cristo fue producto del “AMOR” … y ese amor ha podido mucho más que la traición de Judas…

La bella arrasó a la bestia, le extendió su mano y tampoco fue devorada.

¿No será algo parecido lo que nos está sucediendo hoy mientras esperamos sin saber que hacer o cómo actuar ante tamaña depredación humana?

2021 es un año bienvenido, pero ante todo reflexivo.

Solo la reflexión es lo que nos puede llevar a tomar decisiones que no provengan de impulsos para la acción equivocada.

Uno se nos va dejando grandes enseñanzas, el otro llega con todos los cuidados para entender que comprender es más que saber….

Quien no comprenda como es este juego será un humano perdido, en busca de un paraíso que jamás podrá encontrar con pies sin tierra firme.

Con esto me despido, dejando nuevamente un agradecimiento bien grande para quienes desde lo digital utilizamos el medio, minuto a minuto para llegar a vos lector que eres el único encargado que con tu lectura: “lo comprendas”.

REFLEXION, REFLEXION Y MAS REFLEXION, ESO SERA 2021.

AUGURO QUE SEA UN AÑO BENDECIDO SENTADO SOBRE LA BASE DE UN 2020 QUE FUE, ES Y SERA NUESTRA TIERRA FIRME….

¡¡¡PARA TODOS SIEMPRE RECORDADO, JAMAS OLVIDADO!!!

¡¡¡GRACIAS POR TANTO A TODOS!!!

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish