Mar. Abr 13th, 2021

Die Welle (La Ola)

Con motivo de los chats y las recientes cartas enviadas por militares retirados españoles a Felipe VI, y la situación existente en países como Venezuela.

Compartir

LA PELÍCULA DE DENNIS GANSEL. MÁS ACTUAL QUE NUNCA

Con motivo de los chats y las recientes cartas enviadas por militares retirados españoles a Felipe VI, y la situación existente en países como Venezuela, me ha venido a la cabeza la película “La Ola”, que hace poco he vuelto a ver.


Por: Alberto Maestre Fuentes | Corresponsal del Diario el Minuto en España y Experto en el Sahara Occidental.


Hace ya bastantes años, en el marco de las clases de “Estados, Violencia, Conflictos Nacionales e Instancias Internacionales” que impartía el Dr. Agustí Colomines, dentro del máster de Estudios Históricos, que cursaba en la Universidad de Barcelona, asistí a la proyección de la película “Die Welle” (La Ola) en el Instituto francés.

Dicho film, estuvo presentado, por la periodista alemana, afincada en Barcelona desde hace tiempo, Julia Macher.

Recuerdo que Macher nos señaló que esta película, que fue estrenada en 2008, causó, en su momento, mucha expectación en Alemania, ya que se basaba en el libro de Morton Rhue del mismo título y que se inspirada en hechos reales.

El argumento tomaba el plan de estudios que muchos institutos alemanes imparten y que consiste que, durante una semana escolar, los alumnos puedan escoger y trabajar sobre un tema concreto, en forma de seminario, con un profesor del centro, como tutor.

El instituto reflejado en “La Ola”, estaría localizado en una ciudad media, indeterminada alemana o idealizada, como nos señaló Julia Macher, pues, como dijo, no reflejaba la realidad y diversidad actual de los habitantes en Alemania, puesto que solo sale representado un estudiante de origen turco, cuando en un instituto medio alemán, habría muchos más.

Los alumnos, pertenecientes a la clase media, comenzarían a trabajar sobre el tema de la autocracia.

El profesor les plantearía si sería posible que se diera una nueva dictadura en Alemania.

Ante esto, los estudiantes respondieron de forma unánime, que esa opción era totalmente imposible, argumentando que esta etapa estaba superada en la historia de Alemania.

El profesor para demostrar lo equivocados que estaban y de que sí sería posible, en la actualidad, la rápida implantación de un régimen de carácter autocrático, someterá a toda su clase a un experimento.

Dicho experimento, prueba lo fácil que es anular al individuo como tal, en nombre del supuesto beneficio del grupo.

Para ello, el individuo delega en el grupo y en su líder, con el cual cree compartir ideología e intereses en común.

Rápidamente, casi todos los alumnos, excepto dos chicas, que estarán en contra y serán excluidas y marginadas, al instante, por el resto de sus compañeros, se someterán, de forma voluntaria y entusiasta, al grupo y, no sólo los de la clase, sino otros que verán en este grupo creado (“La Ola”) un ideal, al cual es beneficioso integrarse.

En pocos días, el grupo es una realidad bien tangible.

Todos sus componentes están orgullosos de pertenecer al mismo. Se protegen entre ellos. Van vestidos iguales. Tienen un saludo que les identifica.

Lo importante es el grupo por encima del individuo.

No se aceptan críticas.

O perteneces al grupo o estás fuera de él.

Se podría argumentar que los alumnos ceden su independencia individual al grupo porque son adolescentes y, por tanto, vulnerables y fáciles de manipular, pero la película, también refleja, que el profesor se acaba sintiendo parte integrante del grupo, como su líder, interfiriéndole en sus relaciones de pareja y en sus relaciones con sus restantes compañeros del instituto.

Finalmente, el experimento escapa del control del profesor y, cuando reacciona, para reconducirlo, es demasiado tarde, pues no podrá evitar la tragedia.

Dennis Gansel gracias a reflejar que los hechos se desarrollan en una ciudad “típica” alemana y, en nuestros días y, que sus protagonistas sean miembros de la clase media, consigue transmitir, de forma clara, que una autocracia puede darse en cualquier lugar y momento.

Estamos hablando, pues, de un tema no superado y que puede implantarse, de forma rápida, sin apenas ser conscientes de ello.

Es muy fácil caer en un régimen autocrático en el cual, el individuo, queda anulado, pues prima, ante todo, el bien común del grupo.

Lo primero, es el grupo y sus supuestos intereses y, si hay que recurrir a la violencia, en algún momento, por el bien del grupo, no se cuestiona, pues es positivo para el mismo.

Salud

Los números de este viernes superaron ampliamente lo ocurrido un día antes, cuando la autoridad sanitaria informó 8.195 contagios en las últimas 24 horas. El...

Ante el alza de los contagios por coronavirus que se registran en el país y con el fin de hacer respetar las normas sanitarias de confinamientos, el Gobierno anunció...

Durante el balance de coronavirus en Chile de este sábado, el ministro de Salud, Enrique Paris, confirmó que tras una reunión con el Comité Asesor Covid-19 y por...

El ministerio de Salud entregó este sábado un nuevo balance respecto al estado de avance del coronavirus en nuestro país, confirmando un total de 22.180 fallecidos y 925.089 contagiados hasta las...

El ministerio de Salud entregó este sábado un nuevo balance respecto al estado de avance del coronavirus en nuestro país, confirmando un total de 21.574 fallecidos y 885.379 contagiados hasta...