El Minuto

Noticiero

Policias

Ni la formación más sofistica en derechos humanos,  ni los protocolos más estrictos que se puedan diseñar, van a curar las heridas sociales que provocan manifestaciones sociales que frecuentemente terminan en violencia

Un político pide la refundación de la policía para reconstruir los vínculos de confianza con la sociedad ¿En Chile? Puede ser, pero esta frase la obtuve de una declaración de Jean –Luc Mélenchon, quien comentó la ley de Seguridad Global, y en específico su artículo 24 que restringe la difusión de imágenes de los policías actuando en una operación, así como cualquier elemento que permita su identificación.


Por: Gérard Oliger Abaroa | El Minuto.


Francia atraviesa una segunda ola de coronavirus, no se pueden abrir bares y restaurantes, sin embargo no impidió que el sábado recién pasado más de 130.000 personas protestaran contra la citada ley.

En Estados Unidos el país se divide entre quienes al parecer estarían dispuestos a que las policías tuvieran carta blanca para actuar, y una mayoría que se preocupa por una represión exagerada y discriminadora, la que le costó la vida a George Floyd quien fue asfixiado por el oficial Derek Chauvin, lo que provocó violentas manifestaciones en Estados Unidos y protestas incluso fuera de sus fronteras.

Volviendo a Francia, el 21 de noviembre recién pasado se produjo la brutal agresión de Michel Zecler,  la que fue registrada por cámaras que muestran a 3 policías aporreando y golpeando al artista cuando entraba a su estudio musical, vídeo que no hubiese podido ser difundido si la ley de Seguridad Global estuviese vigente. 

Ahora concentrémonos en nuestro país y la violencia policial ¿Podemos decir que es un fenómeno estrictamente local? ¿Es determinante quien es el Director General de Carabineros para terminar con los abusos? Me parece que en ambos casos la respuesta es negativa.

Ni la formación más sofistica en derechos humanos,  ni los protocolos más estrictos que se puedan diseñar, van a curar las heridas sociales que provocan manifestaciones sociales que frecuentemente terminan en violencia, y el personal policía no es ajeno a la crispación social, por lo que no deben ser vistos como un dique de contención del descontento, sino como los guardianes de un pacto social mayoritario y respetuoso de la dignidad humana, acuerdo que en muchos puntos del globo parece una tarea a emprender.

¿Qué haremos mientras se logra dicho pacto?

Sancionar con todo el rigor de la ley a quienes recurren a la violencia  como medio de acción política y, por supuesto, a quienes violan los derechos humanos en esta represión que, por momentos, no es más que un reflejo de nuestras propias culpas que no queremos asumir.    

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish