mar. Nov 19th, 2019

“La paz es el peor enemigo de la industria de armas”

Entrevista exclusiva para El Minuto al Sr. Gary Ayala Ochoa. Presidente de ASIVPAZ (Asociación por la Vida y la Paz Global – Lima, Perú)

Por: Jorge Alejandro Suárez Saponaro, Director de Argentina para El Minuto

La defensa y promoción de los valores supremos para la convivencia humana y social es la misión de la Asociación por la Vida y la Paz Global, ASVIPAZ. Su presidente, Gary Ayala Ochoa, profesional en comunicación estratégica y analista mediático, explica su visión sobre la paz en el mundo. Como parte de su trayectoria humanista, inició en el año 2005 una cruzada para difundir la causa del pueblo saharaui en Perú, convocó a personas que luego destacaron con nombre propio y hasta formaron asociaciones. Luego de su reconocida intervención en la ONU (Nueva York, 2016) amplió su mirada global.

Gracias por esta entrevista para El Minuto de Chile. Podría hablarnos sobre la labor de la Asociación por la Vida y la Paz Global.

ASVIPAZ, constituye una etapa en la defensa de la dignidad humana y el derecho de los pueblos a vivir en paz y con respeto por la vida. En la Asamblea General de la ONU en Nueva York -la IV Comisión sobre Descolonización del año 2016- vimos experiencias pro saharauis en Sudamérica, Europa, Centroamérica, África e incluso de Estados Unidos, propuse organizar un foro americano lo cual fue acogido y quedó en ser madurado; al retornar a Lima lo expuse y coincidió con la creación de nuevas asociaciones locales a cargo de personas que convoqué años atrás para la causa saharaui; ASVIPAZ, en adelante, amplió su misión de avizorar una cobertura global.  

¿Desde cuándo apoya la causa saharaui y cuáles razones lo impulsaron a ello?

Tomé el tema saharaui en el año 2005 cuando departía con diplomáticos e investigadores con quienes sostenía amistad, lo estudié y dado mi compromiso de varias décadas como socialcristiano, lo asumí. El tema llegó al Perú en plena guerra fría, expuesto a abrigos políticos; por eso, en la línea del tiempo que lo recibí convoqué a periodistas, abogados y otros profesionales apelando solo a su visión humanista, así surgieron columnas de opinión, reportajes, libros y seminarios que expusieron  la causa con valentía y protagonismos personales. Fue satisfactorio ver el germen de la semilla saharaui de modo desideologizado e integrador cada vez con más seguidores.

Perú, en su momento reconoció a la República Árabe Saharaui Democrática. ¿Considera la posibilidad de una representación diplomática en Lima? ¿Cree que habrá avances en materia de reconocimientos de dicha república en la región?

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Perú y la RASD es una posibilidad latente aún sin haber fecha programada; por cierto, el reconocimiento del Estado peruano fue dado en el año 1984; ahora, se han creado diversas asociaciones que defienden la causa; muchos jóvenes, profesionales, artistas, deportistas y organizaciones sin color político con quienes tomamos contacto expresan su apoyo; además, en la región hay amistad con otros defensores bajo cánones de convicción moral, fundamento jurídico y solidaridad internacional. Las causas nobles generan tendencia, en un momento de la historia se hacen realidad. 

¿Cree que el nuevo Representante Personal del Secretario General de Naciones Unidas para el Sahara Occidental podrá avanzar hacia una apertura del diálogo entre las partes en conflicto?

La experiencia del ex presidente alemán, Horst Kohler, y su línea principista -no olvidemos sus precedentes con la Unión Demócrata Cristiana germana- le otorgan solvencia para un caso como el del Sáhara Occidental. Mientras el temperamento de su gestión sea promover la equidad y la templanza ante maniobras del conocido ardid invasor estimo que las negociaciones deben avanzar -con racionalidad jurídica y diplomática- hacia una salida pacífica. Su labor entre la pugna autonomía versus referéndum de autodeterminación permitirá evidenciar quién rompe el diálogo y quien desea una justa solución.

En el contexto global, donde pareciera que vamos hacia una suerte de “diplomacia de cañoneras”, ¿Qué papel pueden jugar los países de la región en promover la paz y la seguridad internacional?

La Gunboat Diplomacy, como estrategia político militar actúa desde hace siglos para forzar acuerdos. El actual belicismo es más tecnologizado, digitalizado y nuclearizado, además cuenta con el ataque mediático donde la mentira se viste como verdad. Las teorías logradas al siglo XXI en defensa de los derechos humanos y la naturaleza deberían ser suficientes para consensuar por la supremacía de la vida y la libertad; los países deben fortalecer sus bloques regionales con acuerdos integrales para defender sus identidades, patrimonios y futuro generacional.

Chile y Argentina formaron una unidad binacional para misiones de mantenimiento de paz. ¿Cree que los países de la región deberían tener un mayor grado de participación en misiones de paz?

Un sistema regional de seguridad -que conlleva integración y defensa de metas bilaterales- constituye un gran paso para fortalecer a los estados ante la comunidad internacional, sea para desarrollar política exterior pacifista y también para cultivar un civismo fraterno entre sus pueblos. La experiencia de esta fuerza binacional de Paz marca un hito que debe motivar la participación de otros países con historia común. Una buena forma de convivir con el mundo actual es insertarse activamente a un foro como la ONU en una misión de paz, Cruz del Sur es un ejemplo.     

¿Usted cree que es posible que Siria llegue algún tipo de acuerdo de paz? ¿Cree que la región debería tener algún rol en este conflicto?

Preservar la paz es un derecho inherente a la persona humana; en este sentido, los bloques regionales serán influyentes en las sesiones globales mientras articulen sus intereses a largo plazo y defiendan empoderadamente la calidad de vida en sus naciones. Sobre Siria, no veo una pronta solución debido a los intereses geoeconómicos y políticos en juego; pero como región debemos exigir el alto al fuego, el total respeto por la vida -sobre todo de la población civil- y exigir que se cumplan los marcos jurídicos internacionales sobre el uso de la fuerza militar. Evidentemente, la paz es el peor enemigo de la industria de armas.

Sobre Perú, luego de la renuncia del ex presidente, Pedro Pablo Kuczynski, cómo evalúa la situación política del país?. ¿El fujimorismo, tiene posibilidades de ser una alternativa de poder?

La elección de Kuczynski fue un freno al fujimorismo, desde entonces el Ejecutivo y esta fuerza en el Legislativo convivieron mirándose de reojo. A su salida el campo hubiese quedado expedito para este grupo de apellido familiar, pero la suma de evidencias de corrupción -incluso la mediatizada pugna de poder interno de los hermanos Keiko y Kenyi- afectaron su meta electoral al 2021. Hay un clamor por honestidad para el manejo de la hacienda pública, ningún partido formal colma esta expectativa, aun así éstos se oponen al surgimiento de nuevos partidos; se espera que en este proceso democrático transitivo la indignación ciudadana pueda presionar por un real cambio.

La corrupción es un mal endémico en nuestros países. ¿Tenemos salida los latinoamericanos frente a este flagelo?

Si se toma -como región- el compromiso de implementar articuladamente y con mayor eficacia las normas existentes en un tiempo simultáneo, con mejor tecnología y mayor rigurosidad para el control interno se pueden lograr avances; en este caso los acuerdos de la última Cumbre de las Américas en Lima pueden ser un gran paso; pero lo más importante será trabajar en educación, en fomento de valores desde la primera infancia. La corrupción no se cura tan solo con normas impresas ni penalidades, es necesario forjar la cultura de pensar que todos ganan más cuando son honestos. 

Gracias por esta entrevista.

Gracias a usted y a El Minuto.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish